lunes, 8 de marzo de 2010

Menos cesáreas entre indias navajas

En el hospital de Tuba, Arizona
Menos cesáreas entre indias navajas
Sólo el 13,5% de los partos son por ese tipo de intervención, la mitad que en el resto de EE. UU.
TUBA, Estados Unidos ( The New York Times ).- La Corporación de Salud Regional de la Ciudad de Tuba, en Arizona, Estados Unidos, es única. Su hospital, dirigido por los indios navajos, se enorgullece de tener un índice de partos vaginales más alto que el promedio nacional entre las mujeres con una cesárea previa, y un índice menor de cesáreas en todos los casos.
Este pequeño hospital en el medio del desierto, en una reserva indígena, de alguna manera, se las arregla para obtener mejores resultados que instituciones más ricas y prestigiosas en este tema.
Los índices de partos vaginales después de una cesárea son lamentablemente bajos y han descendido en picada desde 1996. "Queremos ver si podemos hacer retroceder las manecillas del reloj", dijo Kimberly Gregory, vicepresidenta del departamento de calidad del cuidado de la salud femenina del Centro Médico Cedars-Sinai, de Los Angeles.
Con 500 partos por año, el hospital de Tuba probablemente podría dar clase al resto de los Estados Unidos sobre algunos puntos vinculados con el cuidado obstétrico.
El índice norteamericano de cesáreas, 31,8%, ha estado elevándose durante los últimos once años. Los críticos dicen que los médicos hacen demasiadas operaciones, que exponen a las mujeres y sus hijos a los riesgos de una operación y que gastan varios millones de dólares por año en estas intervenciones.
Fuente http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1240982

Incluso el Colegio Norteamericano de Obstetras y Ginecólogos ha reconocido que la cirugía se usa en exceso. Aunque no hay consenso sobre la frecuencia aconsejada, las agencias del gobierno y la Organización Mundial de la Salud aconsejaron la meta de un 15% en mujeres de bajo riesgo.
En la ciudad de Tuba, el año pasado, el 32% de las mujeres con cesárea previa tuvieron partos vaginales. Y su tasa de cesáreas se ha mantenido inusualmente baja, en alrededor del 13,5%, casi la mitad del promedio nacional. Y esto ocurre, incluso, a pesar de que allí más mujeres tienen diabetes e hipertensión.
"Hay una lección aquí acerca de la capacidad de la mayoría de las mujeres de tener partos vaginales", dijo Jean Howe, consultora en jefe para obstetricia y ginecología del Centro Médico Navajo del Norte. La mayoría de los bebes son recibidos por parteras, con obstetras disponibles sólo en el caso de que sea necesario. Y agregó Kathleen Harner, obstetra de Tuba: "Las parteras son mejores que los médicos para acompañar el trabajo de parto. Para esto se entrenan".
Para la doctora Amanda Leib, directora de obstetricia del hospital de Tuba, "las parteras son más pacientes. Conocen a las futuras mamás y no tienen que retirarse a las cinco para ir a jugar al golf o al tenis. Aunque suene simplista, creo que este factor tiene su influencia".
Fuente http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1240982
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...