lunes, 6 de abril de 2015

No son adultos en pequeña escala

lanacion.com |Sociedad
Martes 25 de septiembre de 2012 | Publicado en edición impresa

Tienen ciertas capacidades muy desarrolladas, pero otras totalmente inmaduras

Aunque padres y abuelos no necesitamos mucho más que una sonrisa de nuestros vástagos para caer rendidos de adoración, los resultados de un creciente número de estudios que exploran la mente de los bebes son literalmente sorprendentes. Algunos ejemplos.

Jean Decety, investigador de la Universidad de Chicago que estudia los engranajes de la empatía, demostró que nacemos con circuitos cerebrales que nos permiten distinguir el bien del mal. A las 18 horas de nacer, ya habría una resonancia emocional innata con los demás: si un bebe llora en la nursery, los otros se ponen a llorar.

Liz Spelke, de la Universidad de Harvard, y colegas de su laboratorio observaron que bebes de apenas una semana muestran una clara predilección por personas que utilizan el lenguaje al que ya fueron expuestos, y esto incluye los acentos regionales.

Susan Carey, profesora de psicología, también de Harvard, postuló que los chicos aprenden el significado de las palabras después de una única exposición a los vocablos. Katie Pilbeam, otra investigadora de su laboratorio, encontró que chicos de cinco meses parecían más contentos y sonreían más cuando miraban videos "amigables" que cuando veían otros "no amigables", y que preferían aquellos protagonizados por mujeres.

Pero así como los bebes son increíblemente inteligentes, no son adultos chiquitos, subraya Mariano Sigman. "Tienen algunas capacidades totalmente desarrolladas y otras francamente no desarrolladas -subraya-, que van madurando en distintos momentos. Por ejemplo, no tienen control ejecutivo, hay impulsos que no pueden evitar. Su atención es totalmente difusa... Y eso es algo que tenemos que tener en cuenta. Porque pedirles lo que no están maduros para hacer es como esperar que vuelen."


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...