lunes, 14 de marzo de 2016

Los pies del bebe

"Los bebés tienen un termostato propio y con patas al aire lo regulan, ellos sufren menos el frío y el calor que los adultos en las extremidades.



Sus pies y manos están casi siempre fríos o frescos porque no regulan la temperatura como los adultos (la termorregulación se va desarrollando y modificando con los años), sino que derivan la sangre hacia el cerebro que a esa edad consume el 50% de la sangre circulante.
 
Los bebés muy pequeños no caminan y la sangre venosa vuelve al corazón por la actividad muscular. Una simple mediecita disminuye 30 veces la actividad de sus pies. 

El calor lo tiene el cuerpo, la ropa no da calor, sino que su función es ayudar a retener el calor de nuestro cuerpo. A la vez, si nos movemos generamos calor, cuanto más abrigados tienen los pies, más quietos se quedan, y eso da frío, si no nos movemos nos enfriamos. Los bebés mueven las patitas y se calientan, no importan las extremidades frías lo importante es el pecho y la espalda, ya que en el tronco se encuentran los órganos.

Por otro lado, cuando empiezan a caminar, andar descalzos les ayuda a tomar información del entorno, a caminar más seguros porque tienen más agarre al suelo, y evita el pie plano, porque ayuda a formar el arco del pie. 

El arco de los pies es un arco de huesos: calcáneo, astrágalo y metatarsiano y dedo, sostenido principalmente por un músculo, el flexor de los dedos del pie. 

Los bebés en sus primeros pasos caminan descalzos flexionando lo pies como queriendo agarrar el piso. Así, el desarrollo de los músculos del pie mantendrá el arco.

Las suelas duras y arcos dibujados impiden la flexión y alargan el músculo, por lo que el taco gira el pie hacia afuera, más frecuentemente, o hacia adentro."

Fuente: Tomado de intervenciones del doctor Jorge Washington Díaz Walker
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...