jueves, 6 de mayo de 2010

Nueva vacuna contra la meningitis

Prevención / Congreso europeo de infectología pediátrica
La presentaron ayer; prolonga la inmunidad e induce el efecto rebaño; la aconsejan para mayores de 11 años
Unos setecientos especialistas colmaron  los tres niveles del Centro de Convenciones Acrópolis, de Niza Foto: Gentileza Espid
Fabiola Czubaj
Enviada especial
NIZA, Francia.- Si existe un enemigo que aún no encuentra demasiadas barreras en el cuerpo humano es el meningococo, una bacteria que produce enfermedades que se vuelven fulminantes rápidamente, como la meningitis.
A pesar de que existen algunas vacunas incorporadas a los calendarios oficiales de vacunación, la forma en que los distintos subtipos (serogrupos) del Neisseria meningitidis o meningococo afecta a chicos y grandes está cambiando. Por eso, aquí, en la 28» Reunión Anual de la Sociedad Europea de Enfermedades Infecciosas Pediátricas, varios especialistas advirtieron sobre la importancia cada vez mayor de los adolescentes en su diseminación.
De hecho, ayer al mediodía, luego de la presentación de una vacuna para mayores de 11 años que prolonga la "memoria inmunológica" contra cuatro de los cinco serogrupos más comunes del meningococo, el 96% de unos 700 especialistas e investigadores que colmaron los tres niveles del auditorio principal opinó que se necesita una herramienta para contrarrestar la pérdida de la inmunidad (que ocurre con las vacunas disponibles) y, a la vez, inducir el efecto rebaño (una persona vacunada protege indirectamente a la familia y quienes la rodean).
"Los países ya no deberían tolerar la muerte de niños, y menos de adolescentes, por enfermedades que se pueden prevenir con las vacunas disponibles", enfatizó el doctor Philippe De Wals, director del Departamento de Medicina Preventiva y Social de la Universidad de Laval, en Quebec, Canadá, y miembro del Comité Nacional de Inmunizaciones de ese país.
Aunque la mortalidad más alta por enfermedades causadas por el meningococo es durante el primer año de vida, De Wals recordó que los adolescentes y jóvenes son hoy un grupo de riesgo para esta bacteria de fácil contagio. El 88% del auditorio opinó que los adolescentes son los principales portadores del meningococo."Son un grupo crítico en la diseminación de Neisseria meningitidis -dijo De Wals-. Especialmente entre los 15 y los 19 años." Eso sería porque los principales factores de riesgo para la transmisión de la enfermedad son hábitos o conductas comunes en la adolescencia: fumar, ir a lugares muy concurridos (boliches, pubs, conciertos), ir de campamento, viajar y? besarse.
El meningococo posee cinco (A, B, C, W135 e Y) de más de una decena de serogrupos que generan casi el 90% de las enfermedades meningocóccicas; en 8 de cada 10 pacientes es la meningitis. Como la bacteria se refugia en la mucosa respiratoria (principalmente en la boca y la nariz), se transmite fácilmente al hablar, toser, estornudar o besar a otra persona. Según distintos estudios, dos de cada diez personas son portadoras sanas del meningococo hasta 6 meses y pueden transmitirla sin desarrollar ninguna enfermedad. Pero quien tiene contacto cercano con ese portador tiene hasta 800 veces más riesgo de adquirir la bacteria y, a la vez, transmitirla o desarrollar la enfermedad.
Mientras el serogrupo B es el más común en los bebes y los chicos, el C y el W135 crecieron en los adolescentes y los jóvenes, pero eso cambia constantemente, en gran parte por la diversidad genética de la bacteria. "Y está cambiando tanto que no sabemos cuál podría surgir en un determinado grupo etario. Por eso, la mejor estrategia es proteger a todos los grupos de riesgo", opinó el doctor Roger Baxter, codirector del Centro de Investigación de Vacunas de Kaiser Permanente, una institución que proporciona información a los Centros de Control y Prevención de las Enfermedades de EE.UU.
Varios estudios de Baxter y su equipo demostraron que la nueva vacuna conjugada contra los serogrupos A, C, W135 e Y proporciona al mes una respuesta inmunológica mayor y más prolongada que la vacuna aprobada en Estados Unidos en 2005 para los mismos serogrupos, pero con otra composición, que carece de efectividad en los menores de 2 años porque no puede producir defensas en un sistema inmunológico inmaduro.
"Lo que hace este tipo de vacunas conjugadas es estimular otra parte del sistema inmune para lograr una inmunización más poderosa", explicó Baxter a LA NACION luego de su presentación.
Notas relacionadas
La opinión d elos especialistas
http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1261532
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...