miércoles, 4 de agosto de 2010

Semana Mundial de la Lactancia Materna

Consejos para embarazadas y mamás que están amamantando
La lactancia materna: nutrición y vínculo para comenzar la vida
Diversas actividades se están desarrollando esta semana para promover, proteger y respaldar la forma natural de alimentación de los bebés: la leche materna. Ésta ofrece innumerables beneficios biológicos, psicoafectivos, sociales, económicos y ambientales.
Mariana Rivera
salud@ellitoral.com
Del 1º al 7 de agosto se celebra -desde hace 20 años- en más de 120 países la Semana Mundial de la Lactancia Materna, destinada a fomentar la lactancia materna, o natural, y a mejorar la salud de los bebés de todo el mundo.
Según la Alianza Mundial Pro Lactancia Materna, coordinadora de las diferentes actividades organizadas por la fecha, la lactancia natural es el mejor modo de proporcionar al recién nacido los nutrientes que necesita.
La lactancia materna es la forma ideal de aportar a los niños pequeños los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludables. Prácticamente todas las mujeres pueden amamantar, siempre que dispongan de buena información y del apoyo de su familia y del sistema de atención de salud.
La OMS recomienda el calostro (la leche amarillenta y espesa que se produce al final del embarazo) como el alimento perfecto para el recién nacido, y su administración debe comenzar en la primera hora de vida, hasta los primeros 6 meses, de forma exclusiva.
Cabe mencionar que, durante los últimos decenios, se han seguido acumulando pruebas sobre las ventajas sanitarias de la lactancia materna, sobre la que se han elaborado numerosas recomendaciones. La OMS puede afirmar ahora, con plena certeza, que la lactancia materna reduce la mortalidad infantil y tiene beneficios sanitarios que llegan hasta la edad adulta.
Beneficios múltiples
Se recomienda la lactancia materna exclusiva durante los 6 primeros meses del bebé y, a partir de entonces, su refuerzo con alimentos complementarios, al menos hasta los 2 años.
Además de proporcionar toda la energía y los nutrientes que necesitan durante sus primeros meses de vida, sigue aportándoles al menos la mitad de sus necesidades nutricionales durante la segunda mitad del primer año y hasta un tercio durante el segundo año de vida.
La leche materna promueve el desarrollo sensorial y cognitivo, además de proteger al bebé de enfermedades infecciosas y crónicas. La lactancia natural exclusiva reduce la mortalidad infantil por enfermedades de la infancia, como la diarrea o la neumonía, y favorece un pronto restablecimiento en caso de enfermedad.
Asimismo, la lactancia natural contribuye a la salud y al bienestar de la madre, ayuda a espaciar los embarazos, disminuye el riesgo de cáncer ovárico y mamario, incrementa los recursos de la familia y el país, y es una forma segura de alimentación, que resulta inocua para el medio ambiente.
Para que las madres puedan practicar el amamantamiento exclusivo durante los 6 primeros meses, la OMS y Unicef recomiendan: iniciar el amamantamiento durante la primera hora de vida; practicarlo de manera exclusiva, es decir, proporcionar al lactante únicamente leche materna, sin otros alimentos o bebidas, ni siquiera agua; dar el pecho cuando el niño lo reclame, ya sea de día o de noche; y no usar mamaderas, tetinas ni chupetes.
Algo de historia
En un antiguo orfanato de Florencia (Ospedalle degli Innocenti) se celebró en 1990 una Cumbre Mundial con el lema “La lactancia materna en el decenio de 1990: una iniciativa a nivel mundial”.
Asistieron representantes de 30 países que respaldaron la Convención sobre los Derechos de la Infancia y firmaron una declaración de compromiso: la Declaración de Innocenti, que ha servido de referencia para el apoyo a la lactancia materna durante muchos años, que sólo fue revisada en 2005.
Consecuencia directa de esta Declaración fue la creación, en 1991, por un lado, de WABA (World Alliance of Breastfeeding Action), red internacional de personas y organismos que trabajan en colaboración con OMS/Unicef con la misión, entre otras, de organizar anualmente la Semana Mundial de la Lactancia Materna, y por otro, la IHAN (Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia, inicialmente llamada Iniciativa Hospital Amigo del Niño), que busca evaluar la calidad asistencial a madres e hijos en hospitales y maternidades.
La edición 2010 de la Semana Mundial de la lactancia materna desea conmemorar el 20º Aniversario de la Declaración de Innocenti y, para ello, ha elegido como lema “Paso a paso hacia una atención humana del nacimiento y la lactancia”, con el objetivo de difundir la IHAN tanto a nivel hospitalario como en centros de salud.
La IHAN establece 10 pasos que deben cumplir obligatoriamente los centros hospitalarios y maternidades para garantizar un adecuado nivel de calidad asistencial a todas las madres tras el parto e inicio de la lactancia. Asimismo, desde 2007, también ha instituido 3 nuevos pasos complementarios.
En el caso de los centros de salud, son 7 los pasos que es preciso llevar a cabo, además de cumplir con los criterios éticos del Código de Comercialización de Sucedáneos de Leche Materna, aprobado por la OMS en 1981.

Feliz y natural
Los Diez Pasos hacia una Feliz Lactancia Natural son la base de la Iniciativa Hospital Amigo del Niño (IHAN) de la OMS y Unicef, que resumen las acciones necesarias para apoyar a la lactancia materna en los hospitales que atienden a niños.

1. Disponer una política por escrito relativa a la lactancia natural conocida por todo el personal.

2. Capacitar a todo el personal para llevar a cabo esa política.

3. Informar a las embarazadas de los beneficios de la lactancia materna y cómo realizarla.

4. Ayudar a las madres a iniciar la lactancia en la media hora siguiente al parto.

5. Mostrar a la madre cómo se debe dar de mamar al niño y cómo mantener la lactación, incluso, si se debe separar del niño.

6. No dar a los recién nacidos más que la leche materna.

7. Facilitar la cohabitación de la madre y el hijo 24 horas al día.

8. Fomentar la lactancia a demanda.

9. No dar a los niños alimentados a pecho chupetes.

10. Fomentar el establecimiento de grupos de apoyo a la lactancia materna y procurar que las madres se pongan en contacto con ellos.

En 2007, OMS/Unicef actualizaron los requisitos para que los hospitales fueran acreditados como IHAN añadiendo a los 10 Pasos originales 3 nuevos criterios globales, uno de obligatorio cumplimiento y dos opcionales, a criterio de las circunstancias de cada país.
Son los siguientes: cumplimiento del Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de Leche Materna, VIH y alimentación infantil (opcional), y humanización de la asistencia a la madre durante el parto (opcional).

Apoyo activo
La lactancia materna es, a la vez, un acto natural y un comportamiento que se aprende. Abundantes investigaciones demuestran que las madres u otras cuidadoras necesitan un apoyo activo para instaurar y mantener un amamantamiento adecuado.
En 1992, la OMS y Unicef pusieron en marcha la Iniciativa Hospitales Amigos de la Madre y el Niño, con la idea de favorecer la lactancia natural, ayudando a las mujeres a ejercer el tipo de maternidad que lo propicia.
Esta iniciativa está contribuyendo a que la lactancia natural exclusiva gane terreno en todo el mundo. Combinada con medidas de apoyo en todos los eslabones del sistema de salud, puede ayudar a las madres a mantener este modo de alimentación.

Piel a piel

Red Latinoamericana y del Caribe por la Humanización del Parto y Nacimiento (Relacahupan), filial Santa Fe

“La lactancia consiste en soltar el mundo conocido para sumergirnos en un tiempo sin tiempo, es estar a total disposición de nuestro bebé, cuerpo a cuerpo, piel a piel, oliendo a nuestra cría, acunándolo con la música de nuestro corazón y las pulsiones de nuestro útero.

Beberá calostro hasta la bajada de la leche, creando un vínculo de nutrición para ambos. Parecemos olvidar que somos mamíferas y que nuestras mamas existen para alimentar a la cría. Nuestro lado salvaje e instintivo sabe cuidar al bebé; sólo conectados con nuestros ciclos naturales, olvidándonos del tiempo formal, que se mide en horas, favorecemos el goce y el disfrute en esta etapa de la vida”.

Objetivos concretos

La Semana Mundial de la Lactancia Materna tiene cuatro objetivos concretos para el personal de salud:

- Destaque la contribución de los Diez Pasos al mejoramiento de las tasas de lactancia materna.

- Renueve la acción en los todos los sistemas y establecimientos de salud, y en las comunidades, para que la lactancia materna sea una fácil elección.

- Informe al público sobre los peligros de la alimentación artificial, la importancia de la lactancia materna para el desarrollo y salud de por vida de los niños y niñas, y para la salud de las madres.

- Posibilite que las madres puedan disfrutar de un apoyo completo a la lactancia materna en los sistemas de salud y más allá.

Muñecas embarazadas
En el marco de esta fecha, la Dirección Provincial de Maternidad e Infancia y el Plan Nacer del Ministerio de Salud santafesino distribuirán los clásicos moños dorados; realizarán actividades de capacitación y una campaña de difusión de materiales que promocionan los diez pasos para una buena lactancia, impulsados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Unicef, afiches donde se anuncian los beneficios de la lactancia natural, con banners con frases escritas por las propias madres.
También distribuirá muñecas artesanales de tela -conocidas como “muñecas embarazadas”-, que servirán para que los equipos de salud puedan utilizarlas para trabajar el parto natural y la lactancia materna.
Gabriela Arribas
Comisión de Lactancia Materna del Hospital de Niños Orlando Alass
Fuente:
http://www.ellitoral.com/index.php/id_um/54737-la-lactancia-materna-nutricion-y-vinculo-para-comenzar-la-vida
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...