viernes, 19 de julio de 2013

Compresión del pecho


El propósito de comprimir el pecho es la continuación del flujo de leche al bebé cuando él deja de tomar por sí mismo (succión tipo abrir-pausa-cerrar). La compresión del pecho ayuda al reflejo de eyección y a menudo estimula a que  ocurra. Esta técnica es conveniente para situaciones en las que se observa:

1.             Poco aumento de peso en el bebé

2.            Cólico en el bebé alimentado con leche materna

3.            Tomas frecuentes y/o prolongadas.

4.            Dolor en los pezones de la mamá

5.            Conductos mamarios obstruidos y/o mastitis recurrentes.

6.             Para estimular al bebé que se duerme rápidamente para que continúe tomando.
La compresión del pecho no es necesaria si todo anda bien. Cuando es así, la madre debería permitirle al bebé "terminar" el primer seno y, si el bebé quiere más, ofrecerle el otro lado. ¿Cómo saber si el bebé ha terminado? El bebé ha terminado con el primer pecho cuando no toma más (succión tipo abrir-pausa-cerrar la mandíbula). La compresión del pecho funciona particularmente bien durante los primeros días, para ayudar al bebé a ingerir más calostro. Los bebés no necesitan mucho calostro, pero sí necesitan algo. Una buena prendida al pecho y la compresión ayudan al bebé.

Conviene saber que:
1.        Un bebé que está colocado adecuadamente toma leche más fácilmente que uno que no lo está. Un bebé que está mal colocado sólo puede tomar leche cuando el flujo es rápido. Así, muchas madres y bebés logran una buena lactancia aunque la postura no sea la más apropiada, porque la mayoría de las madres producen abundante leche.

2.       Durante las primeras 3-6 semanas de vida, los bebés se duermen  cuando el flujo de leche es lento, esto no debe ser interpretado como que el bebé ha tomado suficiente leche. Después de las seis semanas de vida, el bebé puede que tironee del seno cuando el flujo de la leche disminuye. Aunque algunos bebés tironean incluso desde más pequeños, algunas veces incluso hasta en los primeros días.

3.        Desafortunadamente muchos bebés maman deficientemente. Si la producción de leche de la madre es abundante, el bebé aumenta bien de peso; sin embargo, la madre paga las consecuencias -- pezones con dolor, un bebé con "cólico", un bebé que constantemente está al pecho (pero alimentándose solamente por un tiempo corto cada vez).

La compresión del seno ayuda a la continuidad del flujo de la leche una vez que el bebé comienza a dormitar, logrando los siguientes resultados en el bebé:

1.      Que tome más leche.
2.     Que reciba más leche rica en grasa.

Compresión del pecho - ¿Cómo hacerlo?
1.      Sostenga al bebé con un brazo.
2.     Tome el pecho con la otra mano colocando el dedo gordo de un lado del pecho y los otros dedos por debajo, bastante retirados del pezón.

3.      Vigile cómo mama el bebé, no hay necesidad de ser obsesiva para observar cada succión. El bebé toma bastante cantidad de leche cuando lo hace con el tipo de succión abrir-pausa-cerrar la mandíbula. (abrir – pausa – cerrar es una succión, la pausa no es la pausa que hace el bebé entre succiones).

4.     Cuando el bebé ya no toma más leche con el tipo de succión abrir – pausa - cerrar, presione el seno. No tan fuerte que le cause dolor y trate de no cambiar la forma de la areola (la parte del seno que está alrededor de la boca del bebé). Al presionar, el bebé debería continuar succionando tipo abrir – pausa - cerrar.

5.      Siga presionando hasta que el bebé no tome más aún con la compresión, luego suspenda la compresión. Con frecuencia el bebé suspende la succión cuando se acaba la presión, pero volverá a succionar en seguida, cuando baje leche nuevamente. Si el bebé no deja de succionar al disminuir la presión, espere un tiempo corto antes de comprimir de nuevo.

6.     La razón para aflojar la compresión es el permitir que la mano descanse y que el flujo de leche retorne de nuevo. Si el bebé para de succionar cuando usted afloja la compresión, empezará de nuevo a saborear la leche.     
     
7.      Cuando el bebé succiona de nuevo, puede ser que tome (abrir – pausa - cerrar) por sí solo. Si no, presione de nuevo el seno.

8.     Continúe en el primer lado hasta que el bebé no tome aún presionando el seno. Debería dejar al bebé en ese lado un rato más, porque ocasionalmente el seno puede tener un reflejo de flujo más y el bebé comenzará a tomar de nuevo, por sí solo. Si el bebé no toma más, déjelo retirarse o retírelo del seno.

9.     Si el bebé quiere más, ofrézcale el otro lado y repita el proceso.

10.   Si usted lo desea y no tiene los pezones doloridos puede cambiar de un lado a otro varias veces.

11.    Esfuércese en mejorar la colocación del bebé al seno.

12.   Lo anterior es lo que mejor funciona, según nuestra experiencia clínica, pero si usted encuentra una forma que resulte mejor para mantener la succión del bebé con un tipo de succión abrir – pausa - cerrar, haga lo que funcione mejor para usted y su bebé. Siempre y cuando esto no maltrate su seno y el bebé esté "bebiendo" (succión tipo abrir – pausa- cerrar), la compresión del seno está funcionando bien.

13.   No siempre tendrá que comprimir el seno. Al mejorar la lactancia, usted podrá dejar que las cosas sucedan naturalmente.


¿Preguntas?   (02944)428127, 421195, 430611 lactancia@bariloche.com.ar

Documento # 15 Compresión del Seno. Revisado Enero 2000
Escrito por Jack Newman, MD, FRCPC
Traducido por Sandra D’Angelo
Traducción revisada por el Grupo de Apoyo a la Lactancia Materna de Bariloche
 Puede copiarse y distribuirse libremente citando las fuentes


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...