lunes, 12 de noviembre de 2012

Pájaros

Hornero y Cardenal, General Madariaga,
Buenos Aires, Argentina

Los horneros (Furnarius) es un género aves paseriformes de la familia Furnariidae. Son así llamadas debido a que su nido tiene la forma de un horno de barro.1 En otras latitudes puede ser llamado tiluchi en Santa Cruz, Bolivia, chilalo en el Departamento de Piura y Tumbes , Perú; en Argentina se lo conoce como casero en Tucumán y Entre Ríos; caserito en Santiago del Estero y Catamarca; y alonsito en Corrientes.
Se los encuentra en Brasil, Uruguay, Paraguay, Bolivia y Argentina, donde es el ave nacional.
Especies
Hornero paticlaro, albañil, Furnarius leucopus
Hornero castaño, Furnarius torridus
Hornero colibandeado, Furnarius figulus
Hornero chico, Furnarius minor
Hornero común, hornero rojo, Furnarius rufus
Hornero copetón, hornero de copete, Furnarius cristatus
Hornero del Pacífico, chilalo, Furnarius cinnamomeus
Nido
La pareja construye. Su peso final promedia los 5 kg, y adquiere una dureza considerable una vez seco. Posee forma exterior redondeada con una abertura redondeada a la derecha, dando acceso a un pasillo que separa mediante una pared interna al lecho o "habitación" en donde se incubarán los huevos.
Cada nido sólo se utiliza una vez, por lo que se construye otro al año siguiente. Los usados quedan libres para quien desee utilizarlo, ya sea otra especie de ave o el hombre para adorno, lo que frecuentemente ocurre.
Canto
Se destaca la particularidad que tiene de cantar la pareja a dúo.
Reproducción
La pareja se mantiene estable toda la vida. Llegada la primavera, la cámara del nido alberga un promedio de cuatro huevos, incuban ambos padres de modo alternativo, durante 15 días. Cuando uno regresa, se anuncia con su canto para que el otro salga. Debido a su dieta y tamaño suele ser víctima de parasitismo por parte del tordo renegrido, y se los puede ver criando a pichones de esta especie.
Comportamiento
Al igual que las palomas, los que conviven en las ciudades poseen un carácter manso por lo que pueden apreciarse en cercanía de los humanos. No es un ave migratoria.
Referencias
Diccionario folklórico de la flora y la fauna de América, por Félix Colucci. Biblioteca de Cultura Popular, ediciones Del Sol. 2005. [1]
de Juana, E., del Hoyo, J., Fernández-Cruz, M., Ferrer, X., Sáenz-Royuela, R. & Sargatal, J. Nombres en castellano de las aves del mundo recomendados por la Sociedad Española de Ornitología (Octava parte: Orden Passeriformes, familias Eurylaimidae a Rhinocryptidae). Ardeola 50(1), 2003, 103-110.




El Cardenal es un tipo de ave perteneciente a la familia de los Emberícidos. Los Cardenales son aves que presentan dimorfismo sexual, los machos tienen varios tonos de rojo, dependiendo de la subespecie, y una máscara negra que va desde los ojos al cuello. Las aves hembras y los pichones Cardenales son de color oscuro amarillento, con toques de rojo en cresta, alas, cola y pecho. Los cardenales pueden llegar a medir unos 15cm. El plumaje común de los Cardenales es de color gris, el pecho y el abdomen son blancos, la cabeza y la garganta, son de un rojo vivo. También podemos encontrar ejemplares rojos y otros amarillos. Los Cardenales amarillos en particular están en peligro de extinción, están desapareciendo de los montes nativos en los que habitan, así que por este motivo no recomendamos que se tengan como mascotas a estos ejemplares de aves amarilla. Las plumas de estas aves son muy suaves, y son eréctiles. Es un ave con pico recto, fuerte, y con el maxilar superior sobresalido del inferior. Las alas son estrechas y puntiagudas, la cola es larga y de forma cuadrada. Son aves ágiles. Su canto es en forma de gorjeos o silbidos, fuerte y agradable, parecido a una flauta. El hábitat natural de los Cardenales es en montes y zonas de vegetación arbustiva, a orillas de arroyos, ríos y lagunas. Puede encontrarse a estas aves solas, en pareja o en grupos pequeños.         El nido del cardenal tiene forma de copa y los construyen en los arbustos. La hembra empolla hasta 3 huevos, y son de color blancuzco o verdoso, con pintas y manchas pardas y lilas. Para la construcción de los nidos emplean ramitas, raíces, tiras de corteza, por dentro lo revisten con hierbas, cerdas y otros materiales más finos. Los cardenales cabeza roja (cuerpo gris y blanco), viven solamente en Sudamérica. No son aves migratorias. El Cardenal como mascota es muy elegido por sus características físicas y su canto, son muy codiciados como mascotas, lo cual ha llevado a un crecimiento en su captura comercial, lo que genera peligro de extinción. Por eso se debe tener mucho cuidado a la hora de elegirlos como mascotas, asegurarnos que no es una especie en extinción.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...