lunes, 1 de junio de 2015

Mamá elefanta


Si eres una mamá elefanta es que tus bebés se gestan más  de lo establecido como "normal". Algunas nos sentimos elefantas en la semana 43, otras en la 39, otras todo el embarazo. Lo que importa es cómo te sientas, cómo lo vivas. Estamos muy acostumbradas al "Tienes la tripa muy baja/la cara hinchada", "De esta luna llena no pasas", "¿Cuándo te inducen?"...

La tripa pesa, y la espalda, y llevar en brazos a otro hijo. El trabajo también. El calor ralentiza nuestros pasos. Somos buscadoras de sombra y frescor. Nuestra cama parece de agua.

 A veces (por fortuna cada vez menos) el miedo de los sanitarios también pesa. Y mucho. El miedo pesa en todo el cuerpo.

La vecina ya parió y cinco días antes de lo esperado. Qué bien. Mmm. Ojeamos webs en las que otras mamás elefantas nos cuentan que ya tienen por fin a sus crías en brazos. Y las llamadas y los whatsapps.

Ten paciencia. Paciencia, paciencia, paciencia. Y cita en monitores. Y otra cita más. Y cada vez que vamos al baño ansiamos una prueba de esa llegada inminente.

Y lo que no saben es que nuestros elefantitos nacerán (si se les deja) cuando estén preparados. Y con sus ojitos abiertos y su mirada limpia de recién nacido nos harán caricias de terciopelo.

Así me ha gustado y me gusta denominar a las que vivimos el embarazo como auténticas paquidermas. La media de embarazo de las mamás elefantas es de 22 meses. Nada más. Y os aseguro que el momento termina llegando.

No existe ningún estudio científico que pueda precisar el momento exacto en que un parto tendrá lugar.

Solo hay que esperar...

Por Eva H. B.
Mamá de tres elefantitos


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...