sábado, 12 de junio de 2010

Fiestas inaugurales mundiales

Por: Luis Casabal
Este Mundial que comienza oficialmente hoy también juega su partido inaugural en sonidos y en imágenes, lejos de los análisis y suposiciones que inspiran cada jornada de fútbol, hasta el punto de vivir una fiesta como si fuese un partido. Ocurre que la cuenta regresiva para la ceremonia inaugural del Mundial de Sudáfrica ya detuvo su conteo y da paso a la celebración. Veamos algunos ejemplos, detalles que tuvieron otras fiestas inaugurales mundialistas.
2006. El comité organizador de la FIFA preparó una fiesta de lujo para la de Alemania: por primera vez se realizó una gala para dar comienzo al campeonato. Y los encargados de componer la música incidental y el himno de dicha celebración fueron Peter Gabriel y Brian Eno. La gala se realizaró el 7 de junio de 2006 en el Olympiastadion de Berlín, dos días antes de que la selección alemana se enfrentase con Costa Rica en Munich para dar inicio al campeonato. La ceremonia inaugural fue sencilla, tuvo dos momentos muy destacados con la elevación de falsas muñecas y la ola hecha con banderas de colroes en las plateas. La FIFA homenajeó ese día a los campeones del mundo de todos los tiempos, entre los que estuvieron los que levantaron las dos Copas del Mundo para la Argentina.
2002. Corea-Japón. Seúl se vistió de algarabía con un anticipo, que se denominó Eve Festival (Festival de la Víspera). Con una puesta en cargada de música, color, folclore y tecnología, y sin escatimar en gastos, la Capital de la Paz le dio la bienvenida a la Copa del Mundo 2002 y envió, como no podía ser de otra manera, su mensaje de paz y armonía al mundo. La fiesta comenzó al mediodía en el Parque Jamsil Riverside, donde la danza y los rituales marcaron el ritmo.
1998. En los vertiginosos 15 minutos que duró la fiesta inaugural no hubo espacio para la nostalgia. Desde la aparición de payasos con pelotas, el césped artificial dio lugar a un escenario mágico. Mujeres subidas a zancos esparcieron un polen imaginario y los saltadores lo distribuyeron para que nazcan las flores con sus enormes pelotas en el interior. De esta forma se le daba vida al fútbol. El Mundial estaba por comenzar y desde el techo del Stade de France descendieron 32 arlequines con las banderas de los países participantes.



1994. El Soldier Field sirvió como escenario a la inauguración del Mundial de los Estados Unidos. La personalidad de cada ser que habita en la Tierra se dejó traslucir en cuatro o cinco composiciones: cómo maneja, la música que escucha, cómo discute y cómo son las fiestas que organiza. La suelta de globos azules y rojos, que a algunos norteamericanos les recordó lo sucedido cuando los Rolling Stones tocaron en esas tierras en la década del 80. El tango, La Comparsita, fue la música elegida para representar a nuestro país en la ceremonia.
1990. A diferencia de otras anteriores, no hubo discursos inaugurales. El acto fue una verdadera fiesta, con un original desfile de modelos representando a los cuatro continentes, música moderna, clásica y una espectacular suelta de globos. También la tecnología estuvo presente en el estadio Giuseppe Meazza, de Milan (Italia), mediante la utilización de pantallas gigantes en las que se proyectaron escenas como complemento de la fiesta. Simultáneamente, Gianna Nannini y Edoardo Bennato interpretaban el ya inmortalizado himno del Campeonato Mundial de Italia.
1982. El color y la alegría del pueblo español. El desfile de los países participantes, representados por jovencitas españolas; la formación de enormes figuras con flores y las mismas jóvenes; bailes catalanes, la jota valenciana, el concierto de Aranjuez, danzas gallegas y madrileñas, vascas y andaluzas; la Danza del Fuego con la animación de 2216 atletas, y la formación de la Paloma, de Pablo Picasso, formada por miles de jóvenes, fue el sello de la ceremonia inaugural realizada en el estadio Nou Camp, de Barcelona.



1978. A las 13.20 aparecieron en el estadio de River Plate formaciones de escolares con buzos y pantalón blanco y luego otros grupos con indumentaria blanca y celeste, integrados por niños. Media hora después se inició la suelta de globos celestes, amarillos, rosa y anaranjados, que marcó el comienzo de los desplazamientos de los jóvenes que formaron en toda la superficie de la cancha la alegoría Argentina 78 y, posteriormente, Mundial FIFA, simultáneamente con una triple circunferencia en el centro de la cancha. La Argentina fue sede del XI Campeonato Mundial de Fútbol de la Copa FIFA.
1970. La gran fiesta se desarrolló en todo el perímetro del campo de juego del estadio Azteca de la Ciudad de México. Una larga fila de 123 marineros se alineó con las banderas de todos los países afiliados a la FIFA,en tanto que equipos juveniles con los colores de los 16 participantes se ubicaron en el medio del campo, todo a los sones marciales de las bandas militares y el bullicio de las tribunas, donde cada sextor había sido vestido de papeles blancos, verdes y rojos, que a la distancia repetían como cataratas la bandera nacional.
1930. Uruguay. En su página del 19 de julio de 1930, LA NACION describe: “El estadio Centenario provoca admiración por estos actos de confraternidad entre las representaciones sportivas de países llegados de distintas partes del universo, recibidos por una multitud afectuosa que les tributó el sincero homenaje de su amistad. El estadio es un grandioso monumento del país, logrado por el esfuerzo de los jóvenes y los viejos, de los ricos y los pobres, un unidos en el propósito del mejoramiento de la cultura física de un pueblo”. El desfile constituyó una nota de alto relieve.

Fuente http://blogs.lanacion.com.ar/archivoscopio/archivoscopio/fiestas-inaugurales-mundiales/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...