lunes, 9 de junio de 2014

La maternidad…


La maternidad es un trabajo de tiempo completo y no sólo de las madres humanas sobresalen en la magnífica y agotadora tarea. El reino animal cuenta con varios ejemplos de mamás dedicadas, amorosas e incansables con sus pequeños.
Mira nuestra lista y luego corre a darle un abrazo  de koala a la tuya.

©    Mamá orangután
Las hembras de orangután esperan ocho años entre cada alumbramiento (el más largo delas especies de monos) y se asegura de  que cada segundo cuente. Los pequeños son completamente dependientes de su madre durante los primeros dos años de su vida. Tan es así, que los cuatro meses  después de nacer, están en contacto absoluto con ella todo el tiempo, colgados de su panza.
La madre hace un nido cada noche en el que acurruca con su bebe mientras este pasa por su infancia.
Pero el lazo entre ambos no termina cuando el bebe madura. Los siguientes cinco años de vida, los orangutanes permanecen cerca de mamá, amamantándose. Las niñas pasan más tiempo que los niños, pues además deben aprender cómo cuidar de su propio bebe cuando llegue el momento.


©    Mamá cálao bicorne
Los pájaros asiáticos/ africanos se distinguen por ser grandes padres en pareja. Cuando los cálao bicorne empollan sus huevos, la madre se encierra dentro de un árbol hueco durante el tiempo de incubación. El padre regresa a diario para alimentar a su chica.
Cundo nacen los pollitos, los padres se turnan para alimentarlos, mientras estos permanecen dentro del árbol sellado.


©    Mamá foca
Como hemos mencionado antes, las focas son el alimento favorito de las osas polares hambrientas al cabo de meses de ayuno. Bajo estas condiciones (y los cazadores que van  tras  su estirpe) las madres  amamantan a sus bebes con leche con un 48% de grasa durante sus primeros 12 días de vida, sin comer nada. El cachorro aumenta unos dos kilos por día, mientras ella pierde alrededor de tres cada día.


©    Mamá pulpo

Las mamás pulpo ponen entre 50.000 y 200.000 huevos y los agrupan para que reciban las mejores condiciones de clima a lo largo de un mes. Durante este tiempo, se encargan incluso de mover las corrientes de agua en dirección de los pequeños para que estos reciban suficiente oxígeno.

Todo este tiempo no puede cazar, por lo que termina por digerir sus propios brazos para mantenerse con vida. Cuando los bebes nacen, esta demasiado débil para defenderse de sus depredadores, por lo cual la mayoría de las madres mueren poco después de que nacen sus crías.


©    Mamá elefante

Después de un embarazo de 22 meses y el parto uno de los bebes más grandes del mundo, las elefantes son de las madrees más adorables con sus recién nacidos. Los bebes nacen ciegos y dependen completamente de ellas y el resto de la manda. A medida que crecen, los pequeños gozan delos cuidados de las otras hembras mientras las madre busca alimentos para generar la suficiente leche que mantenga sano y fuerte a su retoño.


©    Mamá koala

Las koalas rara vez abandona su hogar, que también les provee de alimento: hojas de eucalipto. Cundo su bebe nace, no tiene pelo, no oye ni ve nada y es muy pequeño. Por eso lo guarda dentro de su bolsa durante seis meses, donde crece a base de su leche. El cachorro luego trepa por el cuerpo de su madre y se coloca en su espalda, donde vivirá seis  meses más







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...