martes, 7 de octubre de 2014

Semana del Prematuro

 En el marco de la celebración de la Semana del Prematuro la primera semana de octubre, bajo el lema para este año Argentina cuida a los prematuros. Nuestro abrazo los incluye, el Ministerio de Salud de la Nación junto con Unicef promueven la importancia de los controles prenatales durante el embarazo, la adecuada atención de los bebés nacidos antes de término y el apoyo a los niños con secuelas por prematurez y sus familias.

En 2014 se ha definido sensibilizar al conjunto de la sociedad especialmente sobre los derechos 6 y 10 del Decálogo de los derechos del bebé prematuro:
Derecho 6: "Todo prematuro tiene derecho a la prevención de la Retinopatía del Prematuro (ROP)".
Derecho 10: "Las personas que nacen de parto prematuro tienen el mismo derecho a la integración social que las que nacen a término".
¿Qué es la prematurez?

El embarazo normal dura entre 37 y 41 semanas. Cuando un bebé nace antes de las 37 semanas de embarazo, se dice que es prematuro. Eso significa que su organismo no está totalmente maduro para la vida fuera del útero materno.

Los bebés prematuros y/o con bajo peso al nacer pueden presentar complicaciones en el desarrollo cognitivo, neurológico o motor. Por eso deben permanecer un tiempo en el Servicio de Neonatología para recibir cuidados especiales. Durante este período es importante el contacto cercano del bebé con la mamá y su familia.

Luego del alta, es necesario que tenga un seguimiento posterior en consultorios especializados para controlar el crecimiento, la visión y la audición.

¿Por qué se producen los nacimientos prematuros?

El 80% de estos nacimientos se dan de manera espontánea (contracciones antes de tiempo y rotura prematura de membranas). Sólo un pequeño porcentaje se debe a causas médicas que requieren adelantar la fecha del parto
(por ejemplo, hipertensión en el embarazo).

Algunas situaciones que pueden aumentar el riesgo de tener un parto pretérmino son: partos prematuros previos, embarazo gemelar, contracciones antes de tiempo, pérdida de sangre después del quinto mes, infecciones urinarias, vaginales u odontológicas.

Los accidentes, las situaciones de violencia durante el embarazo, la inadecuada nutrición, y el consumo de tabaco y de sustancias tóxicas también son factores de riesgo.

¿Se puede prevenir la prematurez?

Aunque en algunos casos es inevitable que el niño nazca antes de tiempo, la mayoría de las veces se puede prolongar la gestación si se identifican a tiempo los factores que predisponen a un parto prematuro.

Por eso es importante controlar el embarazo desde el principio y acudir a los 5 controles. Esto ayudará a que el bebé nazca lo más cerca posible de la fecha ideal.

Dejar de fumar y llevar una vida saludable son excelentes cuidados para que las mujeres embarazadas minimicen el riesgo de tener un parto prematuro. No obstante, es importante concurrir a los controles para que se puedan detectar si existen otros riesgos, y en ese caso, se puedan indicar los tratamientos adecuados para cuidar su vida y la de su bebé.

Familias de bebés prematuros: lo que hay que saber

¿Pueden los padres y la familia estar con el bebé internado?

Mientras un bebé está en la incubadora es muy conveniente un vínculo constante y cercano con su mamá, su papá y familia.

Es muy bueno que lo toquen y, si el equipo de salud lo autoriza, lo tengan en brazos. El sonido de la voz, el olor, el cariñoso contacto del cuerpo de mamá o papá, el latido de su corazón, favorecen el apego y le dan al bebé contención y consuelo.

Los Servicios de Neonatología o las Unidades de Terapia Intensiva Neonatal, son lugares muy limpios y tranquilos, donde los visitantes deberán estar sanos (sin enfermedades contagiosas), turnarse y entrar luego de una minuciosa higiene, para cuidar el ambiente donde están todos los bebés.

Para propiciar este contacto, las Maternidades deberían favorecer un ingreso irrestricto para padres, hermanos y abuelos, garantizando que el recién nacido se encuentre siempre acompañado. La posibilidad de que la familia acompañe al bebé prematuro todo el tiempo ayuda a construir tempranamente el vínculo y el apego que constituyen el sostén emocional del bebé y favorece a una mejor y más rápida recuperación.

¿Qué atenciones requiere un bebé prematuro en la maternidad?

Durante su internación deberá haber recibido los siguientes cuidados:

Vacunas anti-Hepatitis B y BCG.
Análisis de Pesquisa Neonatal de Enfermedades Congénitas del Metabolismo.
Control por parte de un oftalmólogo.
Pruebas de audición.
Antes de irse de alta de la maternidad, la familia tendrá que aprender cómo alimentar al bebé y administrarle los medicamentos y vitaminas que necesite, cómo bañarlo, vestirlo, moverlo y otros detalles de la vida cotidiana, teniendo en cuenta las particularidades del cuidado que requiere el bebé por haber nacido antes de tiempo.

Además, deberán informarle a los padres o personas a cargo:

La fecha y el lugar de su próximo control de salud por parte de un equipo interdisciplinario especializado en seguimiento de recién nacidos de riesgo.
La fecha y el lugar de su próximo control oftalmológico.
La fecha y el lugar de su próximo control de audición.

¿Cómo puedo ayudar a mi bebé para que esté bien?

Los estímulos del ambiente, como la luz, el ruido y las frecuentes interrupciones de su descanso durante la internación pueden afectar al bebé. Esto lo puede expresar con llanto, extensión de los brazos y/o los dedos como buscando apoyo.

En estos casos, y aun antes que esta situación se presente, es bueno generar estrategias que simulen la vida intrauterina donde se encontraba contenido y protegido de la luz y de los ruidos. También levantarlo y colocarlo en contacto piel a piel sobre el pecho para que escuche los latidos de su mamá, a los que ya está familiarizado. Este tipo de cuidados favorecerá a una mejor calidad de vida a largo plazo.
Una vez en casa ¿qué cuidados hay que tener?

Lavate muy bien las manos con jabón, o alcohol en gel, sobre todo antes y después de atender al bebé y luego de cambiarle los pañales. Esta es la manera más efectiva de prevenir enfermedades.

Mantené al día el plan de vacunación del bebé y de todas las personas que conviven con él.

En lo posible, evitá las salidas innecesarias del hogar y dejarlo en guarderías para su cuidado, especialmente durante los primeros meses de vida.

Sobre todo al principio, conviene que las visitas sean pocas, para reducir las probabilidades de infección y evitar el estrés del bebé. Las personas con enfermedades contagiosas no deben tener contacto con el bebé.

Los bebés prematuros necesitan un Programa de Seguimiento por parte de un equipo especializado. La familia debe sumarse a ese equipo y ser capacitada para participar de su cuidado.

Es muy recomendable que los padres, o las personas que quedarán a cargo del niño, realicen un Curso de Reanimación Cardiopulmonar para padres (RCP) que se suelen brindar de manera gratuita en muchos de los hospitales.

Favorecer la lactancia materna, que además de alimentarlo, lo protege contra la diarrea y otras infecciones.

Mantener el contacto piel a piel permite al bebé conservar una adecuada temperatura corporal y fortalecer los vínculos de afecto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...