miércoles, 12 de diciembre de 2012

7 CONSEJOS UTILES PARA RESOLVER PROBLEMAS DE LACTANCIA

1-La lactancia materna se aprende - Dar el pecho no siempre viene naturalmente. La mayoría de las mamás tienen que aprender a amamantar. Algunos bebés y sus mamás aprenden rápidamente, a otros les lleva un poco más de tiempo. Si está teniendo dificultades al dar el pecho, pida ayuda a grupo de Apoyo de lactancia del Hospital o al centro de salud infantil de su zona. Muchas madres tienen los mismos problemas. Con un poquito de ayuda, usted y su bebé disfrutarán de la lactancia materna.
2- Para que el bebé se prenda bien y en la posición correcta - Es importante que el bebé esté en la posición correcta y prendido adecuadamente al seno. Si al dar el pecho le duele, es casi seguro que su bebé no está “prendido” del seno correctamente.
3- ¿Con qué frecuencia necesita el pecho mi bebé? - Lo mejor es alimentarlo cada vez que parezca tener hambre. Si es recién nacido, aliméntelo por lo menos 8 veces en 24 horas, incluso durante la noche. A medida que vaya creciendo, cambiarán sus necesidades y la cantidad de leche, y posiblemente no necesite el pecho tan seguido.
4- ¿Tengo suficiente leche? - A veces las madres piensan que no tienen suficiente leche o que su leche no es lo bastante buena. Quédese tranquila: su leche es el alimento perfecto para su bebé. Si siente que su bebé quiere más, déjelo mamar más tiempo o todo el tiempo que quiera. Cuanto más mame su bebé, más leche producirá usted. Después de unos días, la cantidad de leche habrá aumentado para satisfacer las necesidades de su bebé. Los bebés totalmente alimentados a pecho reciben suficiente leche si mojan entre seis y ocho pañales (de tela) en 24 horas, si aumentan de peso y son despiertos y razonablemente tranquilos.
5-Senos doloridos y conductos lácteos bloqueados - Cuando empiecen a producir leche, los senos posiblemente se sientan muy llenos e incómodos. Si se bloqueara un conducto lácteo, sus senos estarán muy doloridos. La leche se acumula y parte de su seno se sentirá muy sensible, endurecida y rojiza. Las causas pueden incluir que el bebé no esté mamando bien o que mame en una posición incorrecta, ropa o corpiño demasiado apretado, o congestión del seno. Pruebe alimentar al bebé con mayor frecuencia o cambiando levemente de posición. Masajee suavemente la parte dolorida, empezando desde atrás hacia el pezón, mientras amamanta al bebé y, si fuera necesario, aplique una compresa fría más tarde. Si no se siente bien o si el problema no desaparece en 24 horas, será necesario que vea al médico.
6 - Pezones doloridos - Es normal que los pezones estén sensibles en los primeros días de la lactancia materna, pero irán mejorando. Lávelos únicamente con agua: el jabón o el champú los resecan. Aplique un poquito de leche de pecho en el pezón y déjelo ‘ventilar’: esto ayudará a mejorar los pezones doloridos o resecos. Si sus pezones están muy doloridos o resquebrajados, es posible que su bebé no esté prendiéndose bien al seno para mamar.
7- Dónde obtener ayuda - Las Consejeras del Grupo de apoyo a la lactancia podrán ayudarla a resolver los problemas de la lactancia. Al igual que andar en bicicleta o conducir un auto, aprender a amamantar lleva práctica y apoyo. Recuerde: si duele, algo no anda bien y tal vez necesite ayuda.
La leche de madre. Perfecta.
Para ayuda e información sobre la lactancia materna de su bebé, o para asociarse al grupo.
Info WIC breastfeeding.
Fuente http://www.lacmat.org.ar/juegos.htm
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...