jueves, 13 de diciembre de 2012

6 mitos de lactancia que debes conocer


 Pilar Martinez   12/12/2012  /  Lactancia 


Cuando una mamá empieza a dar el pecho a su bebé empieza a ser bombardeada por todas partes con mitos y creencias erróneas que pueden hacerle dudar o incluso llegar a tomar malas decisiones.

Estos mitos pueden llegar desde cualquier parte: familiares, amigos o incluso profesionales sanitarios poco actualizados…y lo mejor es estar preparada para ellos con la mejor información posible.

1. No tienes leche

Pensar que la mayoría de mujeres no tienen leche, es como pensar que la mayoría de personas menores de 20 años van a sufrir un infarto.

Los pechos suelen funcionar perfectamente, igual que otros órganos del cuerpo y no hay ninguna razón para pensar que van a fallar. De hecho, la verdaddera hipogalactia (baja producción de leche) es muy rara y casi no ocurre.

La leche se produce cuando succiona un bebé correctamente, así que es conveniente dar el pecho a demanda para que el mismo bebé vaya regulando la producción de los pechos.

2. Tu leche no es de buena calidad

O tu leche está agudada o tu leche no alimenta a tu bebé…este mito tiene muchas formas de formularse, pero todas significan lo mismo.

La leche materna es el alimento óptimo para los bebés humanos. No existen las leches de mala calidad.

La naturaleza, que es muy sabia, ha hecho que la leche materna se adapte a las necesidades propias de cada bebé, por eso no tiene la misma composición la leche del principio de la toma que la del final, o la leche de una mamá recién parida que de una mamá lactante durante un año.

3. Para amamantar hay que poner horarios

Otro de los mitos más extendidos es el que dice que el pecho se debe dar sólo 10 minutos de cada pecho y sólo cada tres horas (nunca antes).

Poner horarios a la lactancia es absurdo porque cuanto más mame el bebé mayor producción de leche tendrá la madre, así que si le distraemos con chupetes o tetinas para que aguante hasta tres horas sin mamar, estamos perdiendo la oportunidad de que el bebé estimule la producción de leche y estamos poniendo en peligro la lactancia.

Por eso se da el pecho a demanda, porque este mito es totalmente falso.

4. Dar el pecho duele

No es cierto, dar el pecho no duele o no debería doler. Si te duele cuando amamantas a tu hijo es probable que el agarre no sea correcto y por eso se produzcan grietas.

Lo mejor para solucionar la grietas es que el bebé mame en una postura correcta y que el pecho pueda estar al aire para que las grietas se curen.

5. Si amamantas no puedes tomar ningún medicamento

La mayoría de fármacos son compatibles con la lactancia (algo que ignora mucha gente, incluidos muchos médicos).

Es cierto que una mínima cantidad de muchos medicamentos pasan a la leche materna, pero su cantidad es tan ínfima que no hay que preocuparse por ello.

De todas formas, si debes tomar algún medicamento y estás dando el pecho, puedes consultar en la página del Hospital Marina Alta de Dénia (España) que tiene una lista completísima de medicamentos y tóxicos, donde se indica si son seguros para la lactancia: www.e-lactancia.org

6. A partir de los seis meses de lactancia la leche ya no alimenta

O la leche es como agua para el niño…que también lo he escuchado bastante.

La leche es el primer alimento de un bebé durante sus 12 primeros meses de vida, incluso cuando empieza a comer otros alimentos y se convierte en complemento de los otros alimentos en su segundo año de vida.

Es por esto que la OMS, Asociación Española de Pediatría y todos los organismos oficiales recomiendan dar el pecho de forma exclusiva durante los seis primeros meses del bebé y junto con otros alimentos hasta al menos los dos primeros años de vida del niño. Y una vez llegamos a los dos años, hasta que la mamá y el bebé quieran.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...