martes, 15 de octubre de 2013

Información sobre el cáncer de mama

El cáncer de mama es un problema de importancia medico-social. 
Se estima que en el mundo se producen alrededor de 1.200.000 nuevos casos por año que implican muchas muertes. En nuestro país se producen alrededor de 17.000 nuevos casos y fallecen 5.400 mujeres por año de cáncer de mama. Desde el año 2010, en nuestro país, el Instituto Nacional del Cáncer está abocado a mantener un registro de todos estos casos.

 Síntomas 
¿Cuáles son las señales y síntomas del cáncer de mama? 
Los síntomas o cambios en la mama a los que tiene que prestar atención incluyen cualquier protuberancia (masa), endurecimiento, hinchazón, formación de hoyuelos, irritación de la piel, deformación, retracción del pezón, escamas o dolor. Una mamografía puede detectar cambios en la mama que pueden ser una señal de cáncer mucho antes de que se puedan sentir.

¿Qué es una mamografía? 
 Una mamografía es una fotografía de la mama hecha con rayos X tomada con una máquina que usa una cantidad pequeña de radiación. Una técnica especialmente instruida coloca la mama entre dos placas de plástico. Se aplica presión por unos pocos segundos para comprimir la mama y tomar una fotografía buena y clara. Por lo general se toman dos fotografías de cada mama. Algunas mujeres señalan que sienten un poco de molestia, pero sólo por unos pocos segundos. La compresión firme es una parte importante de un examen de calidad. La mamografía completa dura cerca de 15 minutos. Un especialista, llamado radiólogo leerá la mamografía para ver si hay alguna área sospechosa. 

En los últimos años ha sido desarrollada una técnica denominada Mamografía digital y es común que haya diferencias entre la mamografía convencional clásica y la digital. El profesional especializado debe recomendar una u otra según las circunstancias. 

¿Qué sucede si se detecta cáncer de mama?
 Una mujer que es diagnosticada con cáncer de mama debe estudiar minuciosamente sus opciones de tratamiento con su médico especialista mastólogo, antes de tomar una decisión sobre la terapia a seguir. Ella tiene mayores opciones de tratamiento y mayor probabilidad de supervivencia a largo plazo cuando el cáncer se detecta tempranamente. 
El tratamiento contra el cáncer de mama en etapa inicial puede incluir una tumorectomía (cirugía limitada que extirpa el cáncer, pero no toda la mama) seguida de radioterapia o una mastectomía (extirpación de toda la mama).

 Los tratamientos adicionales pueden incluir quimioterapia o terapia hormonal. La reconstrucción de la mama puede ser una opción simultánea o después de la mastectomía.
 ¿Cuáles son las probabilidades de sobrevivir al cáncer de mama?
 La supervivencia depende de la etapa en la que se encuentre el cáncer de mama para el momento del diagnóstico. La tasa de supervivencia es mucho mejor si la enfermedad no se ha propagado, mientras que el pronóstico es peor si la enfermedad se ha propagado para el momento del diagnóstico. Por esta razón la detección temprana es tan importante. 
Debemos saber que una etapa denominada cáncer in situ, expresión que fácilmente se interpreta como cáncer inicial puede tener curación del casi 100% de los casos. 

El avance de la tecnología permite que se detecte cada vez más cáncer in situ de la mama. 

 Anatomía de la mama 
 Se puede diferenciar en 3 partes: 
 1. Envoltura cutánea Pezón: Suele estar hacia fuera, pero en algunas mujeres puede estar retraído sin que esto signifique algo grave.

Areola: Zona más pigmentada que el resto de la mama y está formada por fibras musculares y glándulas sebáceas, muy desarrolladas que son las responsable de las elevaciones que aparecen en esta zona.

 2. Glándula mamaria Está constituida por un número variable de lobulillos (entre 10 y 20) y otros tantos conductos excretores o galactóforos que desembocan en la base del pezón. Estos lobulillos son los encargados de producir la leche materna.

 3. Cubierta célulo-adiposa Formada por tejido graso que da consistencia a la mama y determina, junto al volumen de la porción glandular, el tamaño definitivo de la mama 



¿Cómo funciona? 
En la pubertad comienza la producción hormonal femenina de estrógenos y progesterona, que son las causantes del desarrollo mamario que se empieza a observar en este momento de la vida. En la menstruación, los niveles hormonales aumentan con el consiguiente crecimiento lobulillar que se traduce en la palpación de pequeños nódulos y en un aumento del tamaño y de la sensibilidad mamaria. 

Cuando la mujer está embarazada, el flujo hormonal es máximo y las mamas aumentan de tamaño por la ramificación del sistema de conductos y el desarrollo de los lobulillos secretores. Sin embargo, hasta después del parto no se producirá leche materna como tal, porque sólo en ese momento empezará a actuar la hormona encargada de que la secreción se lleve a cabo.

Porque si un tumor mamario es detectado tempranamente significa una curación en un alto porcentaje de casos. Ahí radica la importancia de realizar el autoexamen y de acudir al médico lo antes posible cuando se detecta alguna anomalía. 

Prevención
¿Quién está en riesgo de contraer cáncer de mama? 
Todas las mujeres están en riesgo de contraer cáncer de mama, y el riesgo aumenta con la edad. El cáncer de mama es el más común en mujeres, y es necesario indicar que tres cuartas partes de los casos de cáncer de mama ocurren en mujeres mayores de 50 años. Una mujer de 70 años tiene casi el doble de probabilidad de contraer cáncer de mama durante el próximo año que una mujer de 50 años. 

 ¿Hay mujeres con mayor riesgo? 
 Sí. El riesgo es mayor para aquellas mujeres con antecedentes familiares o cuyas parientes cercanas (sus madres o hermanas) han padecido la enfermedad, especialmente si esa pariente fue diagnosticada antes de la menopausia. Sin embargo, cuatro de cada cinco mujeres que contraen cáncer de mama no tienen antecedentes familiares de la enfermedad. El cáncer de mama tiene entre sus factores de riesgo la historia familiar, la exposición a estrógenos, sobrepeso, ingesta de alcohol y sedentarismo. Por eso los esfuerzos deben centrarse en la detección temprana y la implementación de tratamientos adecuados. 

La curación depende del tamaño del tumor o nódulo en el momento del diagnóstico. El diagnostico de tumores menores a 1 cm permite curación superiores al 90%. El cáncer de mama no es genético en la mayoría de los casos pero existe un porcentaje de 7% aproximadamente que tiene implicancias genéticas. 

LALCEC ha puesto en su sede un Consultorio de asesoramiento genético a cargo de un medico especialista en genética que tiene la misión de este asesoramiento.

 ¿Cuándo el médico clínico o general debe sospechar que un cáncer puede ser genético? 
 Cuando se dan alguna de estas particularidades: 
 - Sospechas de cáncer hereditario
 - Temprana edad
 - Bilateral. 
Multicentricidad
 - Cáncer de mama u ovario en la misma familia
 - Varios afectados en la misma familia
 - Más de una generación 
-  Asociación con otros cáncer, próstata, colon, mama, melanoma.
 - Etnia
 - Cáncer de mama en el hombre 


 Chequeos 
 ¿Qué se puede hacer para protegerse contra el cáncer de mama? 
 Ya que todavía no sabemos qué causa el cáncer de mama o cómo prevenirlo, la mejor protección es detectarlo tan pronto como sea posible y tratarlo de inmediato. Algunos investigadores también están estudiando la posible influencia de factores como la herencia, el ambiente, el estilo de vida y la alimentación. 

 1.Hágase mamografías con regularidad. 
 Las mamografías deben comenzar a los 35 años de edad.

 2. Acuda a su médico mastólogo para hacerse exámenes regulares de mama. Estos exámenes deben hacerse al menos cada año desde los 20 años.

 3. Practíque autoexámenes mensuales de la mama. 


Pídale a su médico que le enseñe la manera correcta de realizar un autoexamen de mama. 

 1- Realice su autoexamen mamario todos los meses, durante la semana siguiente a la menstruación. Si no tiene menstruaciones hágalo en un día fijo de cada mes. 
Palpe suavemente sus manos en forma circular para reconocer cualquier cambio de consistencia, bulto o retracción. Mírese en el espejo.

 2- Realice un examen mamario cada 6 meses (dos veces en el año) con un médico especialista en patología mamaria (mastólogo). 
 En LALCEC y en casi todos los hospitales funcionan servicios especializados en patología mamaria.

 3- Realice una primer mamografía después de los 35 años. A partir de esa edad, el médico especialista indicará la frecuencia de las mamografías, de acuerdo a las condiciones de cada paciente. 

 ¿Por qué es importante el autoexamen de sus mamas?
 Porque la mama es un órgano importante que cumple dos funciones primordiales: - Estética - Fisiológica (lactancia) - La mujer debe aprender a conocer sus mamas y no ha diagnosticarse enfermedad que es del resorte del médico. Tampoco es válido el argumento de no autoexaminarse porque no tiene dolor ya que el cáncer no duele. Por lo tanto, debe recibir los cuidados necesarios para que pueda llevar a cabo las funciones antes indicadas. Porque se ha demostrado que una de cada diez mujeres podrá presentar el cáncer de mama en algún momento de su vida, y es mucho más frecuente en aquellas cuya edad está comprendida entre los 45-65 años. 

 Factores de riesgo para tener en cuenta
 - Antecedentes familiares de cáncer de mama (madre, hermanas, y tías). 
- Menarquia (primera regla) temprana. 
- Menopausia (última regla) tardía. 
- Nacimiento del primer hijo después de los 30 años. 
- Mujeres sin hijos. 
- Estrés. 
- Exposición a radiaciones.
 - Obesidad.
 - Dieta rica en grasas, etc.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...