martes, 8 de octubre de 2013

Mis sugerencias

Cuando sepas que estás esperando un hijo y eso te llene de felicidad, regalaté un cuaderno, alguno lindo de los que se ven en muchas librerías. Lindo porque en él, vas a anotar todas las dudas que te surjan y también sus respuestas, por más obvias, sonsas que parezcan, y esto te ayudará a juntar información  y a no olvidarte lo que querías preguntarle a tu médico, a la partera, al que vende las cunas, a tu mamá, o a tu suegra que empezó a contarte algo y luego cambiaron de tema, y sabes que era algo interesante. O a tú marido, a tu hermana, a la persona que te está acompañando durante tu embarazo. Un cuaderno que dure un largo tiempo hasta los primeros días de nacido tu hijo. También podes escribir esos sentimientos que te pasen por el alma, que formarán parte de la historia de ese nuevo ser, que será tu hijo. Es tu cuadernito importante.
Anotar es importante, confiar en la memoria, en un momento donde hay tantas preguntas, no es bueno, siempre es mejor anotar las preguntas, las dudas que van surgiendo y si es necesario anotar la respuesta, también se puede hacer.
El embarazo no es una enfermedad, todo lo contrario, la espera de un hijo habla de salud. Disfruta de la espera, descansa cuando sientas necesidad, no te exijas más de lo necesario, alimentaté bien y date algún gusto. Compartí este momento con tu familia.
Anda con tu marido al médico, no vayas siempre sola, si tu marido no puede, anda con tu mamá, tu suegra, una amiga, pero trata de no ir sola, siempre, siempre 4 oídos escuchan mejor que 2. Una mujer embarazada es una persona vulnerable, no indefensa, pero si vulnerable y muchas veces las visitas médicas no son lo que uno espera, por eso es bueno ir con alguien. (Dice Josefina, yo fui con Elisita, mi madrinita, muchas veces y ella siempre se acuerda que escuchó los latidos de Clara.) Lleva tu cuadernito.
Anda a las charlas que hay y hay muchas sobre amamantamiento, cuidados del recién nacido, embarazo y si podes ir con una persona mejor. Los grupos de embarazadas son muy positivos porque allí se encuentran personas que están sintiendo lo mismo. Todos los grupos de referencia son un apoyo. Lleva tu cuadernito.
En tu cuaderno anota el número de teléfono del consultorio de tu obstetra y el de urgencias. El de la partera, el de tu mamá, el de tu suegra, el de tu hermana o tía, alguien que pueda serte útil y este disponible. También los números de teléfono de remis y taxis que trabajen de noche, esto confírmalo preguntando y deciles que estás embarazada.
En la semana 30 podes hacer la consulta prenatal con el pediatra, es algo sumamente importante, conocerlo antes del nacimiento de tu bebe, es una gran ventaja, ya sabes como es, donde llamarlo, él ya los conoce a ustedes, sabe como va el embarazo, en esta visita debe ser primordial ir acompañada por tu marido. Trata de elegir un pediatra que tenga el consultorio cerca de tu casa. Que esté disponible. Hay muchos que trabajan en equipo, esto es una ventaja, por si ellos se enferman o se van de vacaciones. Lleva tu cuadernito con preguntas.
Si te sentís mal no esperes a la tarde /noche para ir al médico, todo es mucho más difícil. Lo mismo cuando haya nacido tu bebe, si pasa algo y no podes resolverlo, anda al pediatra, no esperes, si no es nada todo bien y si el bebe tiene algo, hiciste lo debido, ir con quien sabe. Pedile que te de las indicaciones por escrito.
Cuando empieces a armar el bolso para llevar al sanatorio, no hagas una mudanza, pocas cosas son necesarias y esas tienen que estar. Hace una pequeña lista de lo que consideres fundamental y arma tu bolso, (no valija) si no entran, hay cosas demás. Acá te dejo una pequeña lista de lo que te va a hacer falta. (Por poner muchas cosas, muchas madres se olvidan las bombachas y te dicen:- si están ahí en el bolso, en un paquetito- y uno dice: - no, señora no están)
 Pone tu cuadernito.
  •  3 camisones
  •  1 bata
  • Bombachas descartables 1 paquete de 6 unidades ( un gran invento , muy cómodo)
  •  3 Bombachas comunes
  • 1 Corpiño para amamantar
  • Pantuflas
  • Elementos de higiene personal
  • Ropa para el alta puede ser la misma con la que te internaste.
  • Zapatos holgados.
  • Libreta de matrimonio y documentos de identidad de ambos.
  • Estudios prequirúrgicos.
  • Tu cuadernito


Para el bebe, generalmente en los sanatorios te dan la ropita mientras dura la internación, así que solo será necesario llevar algo para el alta 1 o 2 conjuntos de  algodón, según la época del año, si es invierno es conveniente llevar una manta para envolverlo si es verano podes llevar una manta de algodón o recibidor. Siempre es bueno consultar con la partera este tema, porque hay lugares donde no dan la ropita y hay que llevarla y siempre se necesita un poco más.
No compres muchas cosas para el bebe, es muy lindo elegir lo que a uno le gusta pero no hay que dejarse tentar, espera un poco y seguro te van a regalar bastantes cosas. Muchas veces más de lo que te imaginas.
Si tenés auto, te sugiero comprar una butaca para poner al bebe, ya viene adaptadas para recién nacidos, desde 0  hasta 18 kilos y más. Existe una normativa en la ciudad de Buenos Aires que hace obligatorio el uso de estas butacas.
Otra sugerencia, es el uso del un portabebe desde recién nacido para salir a caminar, hacer paseos, más adelante para viajar en subte, tren o colectivo resulta muy práctico, al dejarte siempre las manos libres. Muy útil para realizar las compras en el supermercado. A los hombres les resulta muy cómodo, (menos dolores de espalda)
Por las anteriores sugerencias me surge esta, la compra del cochecito puede esperar, son caros, ocupan lugar. Siempre alguien te lo puede regalar.
Consultar precios, comparar marcas, sus características y beneficios, es algo importante antes de realizar compras que insumen un gasto alto. Podes armar un presupuesto.
También hay ventas de coches y butacas usadas o casi nuevas, que aparecen en Internet, o preguntando, alguien tiene una cuna, o moisés y quiere venderlo o hasta regalarlo. Seguí usando tu cuaderno.
Si tu bebe nace en verano podes usar el aire acondicionado, la temperatura del ambiente debe ser agradable no inferior a 24º C.
Todos los días ventila los ambientes, abrí unos minutos las ventanas aunque haga frío. Esto sirve para disminuir la posibilidad de contraer enfermedades virales.
Luego de la semana de nacido tu bebe, es muy bueno que todos los días salgas con él, haga frío o calor. A medida que crezca las salidas se harán más largas, siempre mi sugerencia es que sean diarias.
Una sugerencia para la madre es todos los días bañarse antes de irse a dormir, este es el mejor horario generalmente, una ducha es algo relajante, que ayuda a descansar mucho mejor. Lo mismo para el bebe, bañarlo todos los días, cuando termina la tarde, le va creando una rutina que lo acerca a la hora de dormir, también bajar las luces, diminuir los sonidos de la casa, es algo bueno para que toda la familia se relaje.
Si es posible contratar a una persona antes del nacimiento, para que te ayude a hacer una buena limpieza de la casa, y luego solo tener que repasar. Te recuerdo que la limpieza no es lo más importante después de un nacimiento. Lo mismo para la ropa, no enloquezcas pero que esté limpia y planchada, es muy bueno para tener algo menos de que preocuparse. (Me gustan mucho los hombres que se saben planchar las camisas y lo hacen mejor que uno)
Usa tu cuadernito.
Cuando se este acercando la fecha del nacimiento, es recomendable hacer una buena compra en el supermercado, mirando bien lo que hay en la casa, no es muy cómodo llegar del sanatorio y darse cuenta que no hay papel higiénico. Muchas veces escuché este diálogo: -Sabes Juan, te acordás, que te dije que iba a hacer una compra grande en el súper, bueno no la hice, pero la lista esta pegada en la heladera, ¿no la harías?, el marido hace 30 horas que no duerme y no sabe ni a que supermercado tiene que ir. Ni que son los vales de descuento del 20% que la mujer saca de la billetera y le dice usa esto que nos ahorramos unos pesos.
Si hiciste las compras te recomiendo esto también, si te gusta cocinar, cocina y pone comida en el freezer. Así al volver de la internación será más fácil resolver el tema: ¿qué comemos? (Como si la comida se hiciera por generación espontánea).
Si no te gusta cocinar hace una compra de cosas que puedan convertirse en un plato de comida fácil, pan, fiambres, quesos, leche, yogur, comida congelada, huevos, verduras y frutas, jugos, gaseosas, mermeladas, algún postre, por ejemplo helado. (A mi me gusta de chocolate amargo)
Si hay una mascota en la casa, tiene que haber alguien que la cuide en los días de internación, buscar alguien que lo pueda y quiera hacer con tiempo.
Si se está haciendo alguna reparación en la casa, algo bastante frecuente, cuando se agranda una familia, tener a alguien que se ocupe de este tema en los días de la internación es muy recomendable. No es lo mejor llegar del sanatorio y tener que recibir a una persona que viene a las 7 de la mañana terminar de pintar el baño.
Existe la posibilidad que la internación se prolongue unos días más, pensarlo no está demás, sobre todo si hay otros hijos.
Si tenés ya otros hijos, es necesario encontrar un momento del día para darles algunos mimos que los recompensen, es un momento extraño para los otros hijos, ven a la mamá en la cama, el hermanito llora. Si los van a llevar al sanatorio a conocer a su nuevo hermano y ver a su mamá, la visita debe ser corta, los chicos se cansan y se ponen intranquilos en un lugar que les es ajeno.

Qué necesita una familia después del nacimiento

 La mayoría de las mujeres embarazadas reciben estos ofrecimientos de amigos y familiares, pero a la mera hora se cortan o les da pena pedir ayuda cuando están hasta las orejas de ropa sucia, las camas sin hacer, motas de polvo y la cocina llena de platos sucios. El mito de "estoy bien, lo estoy llevando muy bien, la nueva maternidad es maravillosa, puedo hacer frente y mi marido es el Peñón de Gibraltar" es un fenómeno generalizado en el ambiente después del parto. Si eres demasiado tímida para pedir ayuda directamente de las personas, te sugiero enviar la siguiente lista a tus amigos y familiares. Estas son las cosas que he encontrado que llegan a faltar en cada casa con un nuevo bebé. En realidad es fácil y divertido para los de afuera remediar estos problemas para los nuevos padres, pero parece que hay mucha confusión acerca de qué es lo que se quiere y qué es lo que se necesita...
Una guía práctica para saber qué pedir y cómo hacerlo en caso que seas tímida
 "¿Quiero saber si te puedo ayudar de alguna manera cuando el bebé nazca?”... "¿Sólo quiero saber si  necesitas una mano?". ... "Cualquier cosa que pueda ayudar, solo llámame."
1.      Cómpranos papel higiénico, leche y un rico pan de grano entero.
2.      Cómpranos un nuevo contenedor de basura con tapa superior abatible  y 6 pares de panties femeninos de algodón negro  (talla____).
3.      Prepara una ensalada grande con queso feta, aceitunas negras, almendras tostadas, con ingredientes verdes crujientes y orgánicos  y un buen aderezo hecho en casa aparte para agregar después. Déjalo y sal de inmediato. O bien, compramos lasaña congelada, pan de ajo, una bolsa de ensalada, una jarra grande de jugo, y tal vez unas galletas para el postre. Déjalo y sal de inmediato.
4.      Ven al rededor de las 2 de la tarde, carga al bebé mientras yo tomo una ducha caliente, pónme en la cama con el bebé a dormir y luego dobla todos los montones de ropa que han sido aventados en el sofá, camas o en las esquinas de la habitación. Si no hay ropa por doblar aún, mete algo de ropa a lavar.
5.      Ven a las l0 de la mañana, prepárame huevos, pan tostado y una media toronja. Limpia mi nevera y tira todo lo que esté en duda. No me preguntes nada, sólo usa tu sentido común. (Esto si que es sabio, es fatal que en ese momento te pregunten)
6.      Pon un letrero en mi puerta diciendo: "Queridos amigos familia, la mamá y el bebé necesita descansar más en este momento. Por favor, vuelvan en 7 días, pero llamen antes por teléfono. Todas las donaciones de cazuelas de cena serán muy bien recibidas. Gracias por preocuparse por esta familia. "
7.      Ven en ropa de trabajo y aspira mi casa polvorienta y luego márchate en silencio. Es agotador para mí, charlar y tomar el té con las visitas, pero voy a renovar mi alma descansando sabiendo que despertaré en un lugar limpio y bien organizado. (¡Qué felicidad!)
8.      Lleva a mis hijos mayores a pasar una tarde muy divertida a un parque, un zoológico o Museo de Ciencia y dales de comer alimentos saludables.
9.      Ven y dale a mi marido un descanso de dos horas para que pueda ir a una cafetería, bar, pista de hockey o alguna otra actividad de descanso y recreación que lo deleite. Dobla más ropa limpia.
10.   Hazme una olla gigante de sopa de verduras y limpia completamente la cocina después. Tome una bolsa grande de basura y vacía cada cesto de basura de la casa y coloca nuevas bolsas.
Estas son las amabilidades que las nuevas familias recuerdan y aprecian siempre. Es fácil gastar dinero en regalos, pero las cosas que realmente marcan la diferencia son los servicios para el cuerpo y el alma descritos anteriormente. La mayoría de tus amigos y miembros de familia no saben lo que pueden hacer que no represente una intrusión. Así mismo, no pueden dedicar 40 horas para apoyar, pero estarán encantados de dedicar 4 horas. Si dejas que 10 personas te ayuden durante 4 horas, tendrá las 40 horas de descanso, apoyo de adultos que realmente necesitas, con un recién nacido en la casa. Hay magia en la corta oración "Necesito Ayuda" 
Publicado el 28 de octubre de 2008 por Gloria Lemay, Partera Canadiense
Publicado en línea por primera vez en 08 2001
Si deseas agregar más cosas útiles a tu lista házlo, ¡es la hora de las complacencias! 
Fuente:

Esto leeló, sonreí y reité. Hace el tuyo y colgalo en la puerta de tu casa. Es muy efectivo, te lo aseguro.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...