viernes, 7 de junio de 2013

Coronando Nacimiento y Parto

 06/07/20130

 
Imagen de Erin LaBelle

La coronación es el momento en el que, luego de uno cuantas expansiones en las que la cabeza del bebé se muestra para luego retraerse,  la cabeza del bebe ya no se retrae, sino que se mantiene en el canal de parto. En el momento de la coronación es frecuente sentir ardor en toda la zona del periné conocido como el 'aro de fuego'. Es uno de los momentos más intensos del nacimiento, estás presente, es inminente.


Un espejo para que la madre pueda ver el progreso

 Se recomienda que una vez que la mujer tenga esta sensación, deje de pujar. Continuar pujando podría causar que el bebé llegara demasiado pronto y así aumenta el riesgo de desgarro o la necesidad de una episiotomía (muchos doctores si ven que la piel comienza a ponerse blanca -indicativo que va a rasgarse- prefieren realizar el corte antes de permitir que la piel se desgarre). La idea es, en cambio, no que se le dirija un pujo forzado que resulta necesario si la mujer tiene todos los músculos de suelo pélvico entumecidos por causa de la anestesia. Si la mujer está en plena sensación de su cuerpo lo ideal es que  'respire a su bebé hacia abajo' ayudándose de la exhalación, soplando lentamente, como si apagara una vela, La sensación de ardor durará unos momentos pero luego los mismo nervios se entumecen. La capacidad de las vaginas de transformarse durante el parto es maravillosa, para más info en esto lean acerca de las Sheela Na Gig.
 
Ilustración de Toni Rakestra

La Mujer cuenta con un poderoso y útil reflejo para sacar a su bebé. El reflejo de eyección. Este reflejo y su asistencia para ayudar a  respirar la salida del bebé puede que no pueda practicarse antes del parto, pero se hace evidente en otro acto fisiológico;  al evacuar. Pregúntate: sabiendo que en algún momento del día tendrás que ir al baño, vas antes de tener ganas, y pujas hasta terminar morada?... no... esperas a que las ganas se presenten solas, cuando lo hacen el expulsivo resulta inevitable, pero natural y no forzado. Sabemos que a algunas mujeres les molesta la asociación evacuar-parir pero les aseguramos que no sólo se parecen, sino que relajarse al pensar en un le ayudará en la otra. La cérvix funciona como un esfínter, similar al ano, y la uretra. Es frecuente que durante esta porción del nacimiento la madre haga sonidos poderosos, primales, que no necesariamente son indicativos de dolor sino de la fuerza que está haciendo para sacar a su bebé.


Mural Tejido "La Coronación" de Judy Chicago


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...