miércoles, 5 de junio de 2013

¿Qué es el colecho?

La soledad al dormir es una novedad cultural relativamente reciente. Una visita al museo montado en la casa de Ethan Allen, patriota de la independencia de EEUU, fue toda una revelación: un solo dormitorio, con una cama y varios jergones que se sacaban de su lugar de guardado para dormir. La habitación privada era un lujo de pocos. En esta configuración no resulta una sorpresa pensar en que los bebés dormían con su mamá.



El colecho, o compartir la cama con el bebé, es una práctica histórica y que sobrevive en muchas culturas. En el mundo occidental, se consideró durante muchos años que el lugar del bebé era una cuna en otro cuarto, promoviendo una "independencia" que no tiene sentido en un bebé. En las últimas décadas se ha revisado este concepto: se recomienda que los bebés duerman en el mismo cuarto que su madre, en una cama o cuna separada. Pero en muchas otras sociedades, el bebé o niño pequeño duerme en la misma cama que su mamá.

El colecho favorece la lactancia, permitiendo que la mamá pueda ofrecer las tomas nocturnas sin tener que levantarse de la cama. La mamá descansa mejor, muchas veces sin darse cuenta si quiera de cuántas tomas hace el bebé durante la noche. El colecho ayuda a que el bebé duerma mejor.

Colechar, pero no de cualquier manera

Si decidís colechar, tené en cuenta que hay medidas de seguridad a tomar. La decisión de colechar debe ser tomada a conciencia, de manera deliberada, y no en el medio del agotamiento nocturno porque el bebé no duerme en su cuna. Pasar al bebé a tu cama sin tener en cuenta las medidas de seguridad puede ser peligroso.

Los NO:

- no al colchón blando o de agua
- no a los plumones, acolchados, almohadas y almohadones para el bebé
- no a las mantas pesadas y abrigadas
- NO A COMPARTIR LA CAMA CON EL BEBÉ SI TOMASTE ALCOHOL, SI FUMÁS O SI TOMÁS MEDICAMENTOS QUE AFECTEN EL SISTEMA NERVIOSO CENTRAL (ANSIOLÍTICOS, ANTIDEPRESIVOS, SEDANTES, ANTIHISTAMÍNICOS, ETC)
- no poner a dos hermanitos a compartir la cama sin un adulto
- NUNCA DORMIR CON EL BEBÉ EN UN SOFÁ O SILLÓN

Los SÍ:

- la cama contra la pared, sin huecos, o con una baranda que impida que el bebé se caiga
- el bebé abrigado para la temperatura del cuarto y teniendo en cuenta que vos, al estar cerca de él, le transmitis calor.
- podés poner una cama o cuna pegada a tu cama; asegurate de fijar las camas entre sí para que no se separen y se pueda caer el bebé.

Algún día verás...

Tu bebé no va a dormir con vos por siempre jamás. Un día va a querer su cama. Y llegado el momento, vos podés ayudar generando un espacio que pueda considerar suyo y que quiera disfrutar. Eventualmente, los chicos duermen solos. Y pasa tan rápido el tiempo que pronto llegará el día en que recuerdes el colecho con emoción y nostalgia.


Este documento tiene fines informativos y no reemplaza la atención médica.
Preparado por: V. Garea IBCLC

GALM Bariloche. Permitida la reproducción sin modificaciones y citando la fuente.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...