viernes, 21 de junio de 2013

Respuestas claras a consultas difíciles

Domingo 05 de mayo de 2013 | Publicado en edición impresa
Bienestar
En su libro, la terapeuta familiar Laura Gutman contesta sobre embarazo, lactancia, crianza, escolaridad, adolescencia y más
    
Foto: Shutterstock
 Desde el embarazo, parto y lactancia hasta la crianza, divorcio y la vida en familia. Las preguntas que siempre nos hacemos sobre maternidad son las que se responden en Conversaciones con Laura Gutman (Del Nuevo Extremo). "Invito a los lectores a no considerar las respuestas como si fueran grandes verdades reveladas, sino, por el contrario, como la posibilidad de pensar con irreverencia, diversión, libertad, insensatez e ironía-propone la terapeuta. Juguemos a que todo es posible. No usemos estas respuestas como opiniones confiables, sino como puertas que se abren para pensar, reflexionar, cotejar, sentir, percibir o crear nuevas dimensiones."

¿Qué hay que hacer cuando nace el bebe?

Lo ideal es quedarse siempre con él bebe sobre el cuerpo, en la mayor intimidad posible. Esto es como el inicio de cualquier relación afectiva: necesitamos tiempo, escucha, observación, encuentros., hasta habituarnos a estar el uno con el otro. Cuando nos enamoramos de alguien también preferimos estar a solas con ese individuo, en lugar de estar todo el tiempo rodeados de otras personas. Ya habrá momentos para compartir. El comienzo de una historia de amor es un comienzo que requiere un máximo de energía y disponibilidad. Empezar la relación con el recién nacido es igual.

¿De qué depende un buen amamantamiento?

De que el bebe esté prendido al pecho casi todo el tiempo. Y de que el bebe permanezca en contacto con nuestro cuerpo, oliendo nuestra piel y estimulando el tacto, por nuestro ritmo cardíaco y nuestro movimiento. Cuanto más tiempo el bebe pase en su cuna o en su cochecito, menos leche va a fluir. El bebe -si queremos amamantarlo- tiene que pasar las 24 horas atado al cuerpo de su madre.

¿Qué hago si no logro calmar al bebe?

Hay varias cosas para hacer. En primer lugar, ponerlo al pecho. No importa si tomó quince minutos antes. No hagamos cálculos pensando en la digestión. Esto se trata de amor. Lo que calma a un bebe son los brazos de su madre y la opción de succionar los pechos. Si nada de esto funciona., ni el movimiento, ni el paseo, ni los pechos, ni las canciones, ni las caricias, tratemos de pensar qué es lo que nos pasa a nosotras, las madres.

Si hace frío, ¿es mejor quedarme en casa con el bebe?

No necesariamente. Si el bebe está abrigado como los adultos y además lo llevamos en un canguro o pañuelo atado a nuestro cuerpo, no hay motivo alguno para no salir de casa. Sobre todo porque las madres precisamos salir y recrearnos. Si salimos con el bebé, nadie sufrirá estrés. Un niño pequeño, mientras está en brazos de su madre, puede estar en cualquier lugar: en un avión, en la cima de una montaña, al borde de un río, en un centro comercial ruidoso o en un autobús. Para el niño, la única experiencia desgarradora es estar alejado de su propia madre.

¿Por qué no duerme nunca?

Porque no está pegado al cuerpo materno. Cualquier otra criatura de otra especie de mamíferos, si no está protegida y amparada por el cuerpo de su madre o de otro animal de su propia especie, no va a dormir, porque sabe perfectamente que está en peligro. La certeza de estar en peligro es uno de los recursos más importantes para la supervivencia de la especie. El niño recién nacido lo sabe. [....] Hasta los adultos -que somos mucho más tontos que los niños- sabemos perfectamente cuándo estamos en peligro: de hecho, segregamos niveles altos de adrenalina. En esos momentos es imposible dormir, nadie duerme cuando tiene miedo.

¿Por qué llora todo el tiempo?

El llanto es el recurso más importante de la criatura humana para avisar a la madre que necesita su presencia. Pero si no la obtiene. ¡va a seguir llorando! ¿Qué podemos hacer? ¡Acudir a su llamado!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...