lunes, 5 de mayo de 2014

La OMS decretó una emergencia sanitaria mundial por el aumento de casos de polio

Lunes 05 de mayo de 2014 | 10:46

La organización lanzó la alerta ante la gran cantidad los contagios en los últimos seis meses y tras detectar casos en una decena de países
   

Un niño yemení recibió la vacuna de polio durante
una campaña, el mes pasado. Foto: EFE 

GINEBRA.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) decretó este lunes "estado de emergencia de salud pública" a nivel mundial ante el aumento de los contagios de polio en los últimos seis meses y tras detectar casos en una decena de países.

La decisión la tomó personalmente la directora general del organismo, Margaret Chan, y lo hizo tras una semana de discusiones en el seno del Comité de Emergencia de la OMS, formado por 14 expertos en la materia, que recomendaron decretar el estado de emergencia porque estos contagios pueden ser una amenaza para el resto del mundo.

"La decisión estimado que las condiciones para (declarar) un estado de emergencia están reunidas fue unánime", precisó la OMS en un comunicado.

"Si no se controla, la situación podría conducir al fracaso de la erradicación global de una de las enfermedades más graves, que se puede prevenir con vacunación", subraya.

En los últimos seis meses se han detectado casos en Afganistán, Camerún, Etiopía, Guinea Ecuatorial, Irak, Israel, Nigeria, Pakistán, Somalia y Siria.

La OMS ha podido confirmar que tres de ellos -Camerún, Pakistán y Siria- están "exportando" el virus y por lo tanto infectando a otros países.

"Dado que se ha comprobado la efectiva exportación e importación del virus, consideramos que esto constituye una amenaza al resto de países y se justifica decretar una emergencia sanitaria", afirmó en rueda de prensa Bruce Aylward, director general adjunto de la OMS.

Uno de los argumentos que más pesó en la decisión es el hecho de que la transmisión se haya dado en lo que se considera "la baja estación" -de enero a abril-, los meses en que el virus de la polio "normalmente" no contagia tanto.

Este hecho hace temer que en los meses de "alta transmisión", que comienza en mayo, el contagio pueda multiplicarse, y poner en peligro la estrategia misma de erradicación de la enfermedad, afirmó en su presentación Aylward.

Cuestionado luego específicamente, afirmó que "confía" en que el mundo pueda acabar con la enfermedad de aquí a 2018.

El optimismo se debe al hecho de que a pesar de que tres países "exportan" casos, la mayoría provienen del mismo virus originario de Pakistán, por lo tanto si se controla esa cepa, eventualmente se podría controlar la enfermedad.

Asimismo, según los datos con los que cuenta la OMS, hasta la fecha este año se han dado 74 casos de polio, 59 de ellos en Pakistán, mientras en Camerún y en Siria "sólo" se dieron 3 casos respectivamente.

Pero además, otro aspecto muy positivo es la baja incidencia en los otros dos países donde la enfermedad aún es endémica, Afganistán y Nigeria.

En Afganistán se dieron cuatro casos, pero sólo uno es una infección del virus endémico en el país, y los otros tres provienen de Pakistán.

En Nigeria, este año "sólo" se han detectado dos casos, una noticia muy positiva dado que este país ha sido históricamente foco de infección y de exportación, especificó Aylward.

"Tenemos un nivel de control como nunca antes, por eso no debemos bajar la guardia", advirtió.

Cuestionado sobre los actos de violencia explícita contra las campañas de vacunación contra la polio en Pakistán llevadas a cabo por los talibanes, Aylward se limitó a decir que "últimamente" no se habían producido incidentes y que confía que las autoridades han logrado controlar la situación.

La poliomelitis es una enfermedad muy contagiosa que afecta sobre todo a los niños menores de cinco años. Puede provocar parálisis en unas horas y ser fatal en algunos casos.

El número de casos de poliomelitis disminuyó de más de 99% desde 1988, pasando de 350.000 a 406 casos en 2013. Esta caída es fruto del esfuerzo mundial para erradicar la enfermedad, según la OMS.

RECOMENDACIONES

Para evitar nuevos contagios, la OMS, asesorada por el Comité, ha emitido múltiples recomendaciones. Por ejemplo, los países que actualmente "exportan" el virus de la polio deberían declarar una emergencia sanitaria nacional; asegurarse que todos los residentes son vacunados antes de viajar a terceros países (sea con la vacuna oral o con la inactivada); y que todos los viajeros obtengan un certificado oficial de inmunización.

Asimismo, la OMS recomienda que dichas medidas se mantengan al menos hasta pasados seis meses desde que se detectó la última "exportación"; y a falta de documentación que certifique la implementación de las medidas, éstas deberán aplicarse hasta un año después de la última exportación.

La Organización espera que los países implementen programas de vacunación intensivos tanto en los centros de salud, como en aeropuertos y las distintas fronteras terrestres.

La OMS también recomendó que los otros siete países donde se ha detectado el virus también deberían decretar una emergencia nacional; alentar a los viajeros para que se vacunen y mantener las medidas de seis a doce meses después de que se haya detectado la última transmisión en el país.

Chan decidió que el Comité de Emergencia se reúna de nuevo dentro de tres meses para evaluar la situación, pero podría convocarlo antes si la situación empeora.

Agencias AFP y EFE.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...