miércoles, 14 de mayo de 2014

Semana Mundial del Parto Respetado 2014

La Enca (European Network of Childbirth Associations – Red Europea de Asociaciones sobre el Nacimiento) propone para el 19 al 25 de mayo la semana internacional del parto respetado el tema: Birth is Empowering (traducible como “Nacer es empoderar” aunque la versión española ha quedado en “Parir es poder“). En Paraná, esta práctica es cada vez mas común y muchos padres eligen ser parte de esta manera de experimentar el nacimiento de sus hijos, registró AIM.


Parto respetado.
En la semana del Parto Respetado se invita a todas aquellas asociaciones y colectivos que lo deseen a organizar eventos nacionales o locales en la semana del 19 al 25 de mayo con el objetivo común de fomentar partos más respetados y satisfactorios para todas y todos.

Se hace especialmente oportuna la reflexión sobre las raíces sociales del empoderamiento de las mujeres que casualmente nuestra compañera Elena nos aportaba en su blog Mujeres de Piel hace apenas unos días

Centrándonos en el tema del poder, el psicólogo social y filósofo humanista Erich From trazó con agudeza en su libro “El miedo a la libertad” una fina línea entre “la libertad de” y “la libertad para“.  De un modo análogo podemos preguntarnos si, cuando hablamos de que “parir es poder”, estamos pensando en un “poder frente” o en un “poder para“

Semana Mundial Parto Respetado 2014 Parir como un acto de “poder frente a” implica una actitud de resistencia ante una fuerza opresora, evoca la necesidad de ser fuertes, invulnerables, frente a un enemigo pues toda heroína que se precie requiere de un buen villano o un sistema corrupto contra el que luchar. El “poder frente” o el “poder contra” da seguridad tanto en cuanto permite legitimar la propia lucha (y en ocasiones la propia violencia) en la violencia atribuida al opresor. Es cierto que en el entorno del nacimiento se dan este tipo de relaciones de poder, de ello hablamos también en nuestro libro “Parto emocional. Vivir y acompañar el nacimiento” al analizar lo que allí llamamos el parto en la urna de cristal. Esta reflexión la completamos recientemente en nuestro último seminario interno de formación que trató sobre la violencia obstétrica; no obstante, como ya apuntábamos en ambos trabajos comprender las relaciones que se dan en el entorno del parto desde esta única clave es excesivamente reduccionista y frecuentemente inadecuado.

Semana Mundial Parto Respetado 2014Parir como un “poder para” es otra perspectiva posible, no necesariamente excluyente, pero absolutamente imprescindible si se desea sustituir las relaciones basadas en la “lucha de poder”, por relaciones basadas en la confianza mutua dentro de las familias y entre familias y profesionales; este es un objetivo urgente e irrenunciable desde nuestro punto de vista. Siguiendo con la analogía de los héroes de cómics que evoca el cartel de la Enca, la “libertad para” tiene mucho que ver con la sabia frase de tío Ben cuando enseña a su sobrino Peter Parker que “todo gran poder conlleva una gran responsabilidad“. Parir es poder, poder es responsabilidad —quizás mejor corresponsabilidad — responsabilizarse de las propias necesidades, de las propias decisiones, es implicar a los acompañantes, los profesionales y las instituciones no como enemigos, sino como colaboradores en un proceso personal y familiar único en el que todas y todos asumimos un compromiso desde el ámbito que nos es propio.

Parir es poder… ¿qué poder? El lema no dice más, y está bien que no lo haga pues ha de ser cada mujer, cada familia, cada equipo quienes escojan sus propios “poderes de parto”, sus necesidades, su deseos, sus compromisos, la puesta en acto de una experiencia personal, familiar y profesional que no nos hace ni omnipotentes, ni poderos@s, sino entrañable y solidariamente humanos: parir es poder dar vida, parir es poder compartir, parir es poder movilizar,  parir es poder decidir,  parir es poder reivindicar, parir es poder derrumbarse y ser sostenida, parir es poder aprender, parir es poder abrazar, parir es poder transformar, parir es poder vivir y acompañar el nacimiento, parir es poder emocionarse…

En Paraná

Proyecto Mamá nace como una propuesta para acompañar a las mujeres durante el embarazo, pre parto, postparto y la maternidad, con actividades especialmente pensadas para embarazadas y recientes mamás.

Según explican en su fan page de Facebook, la gente de Proyecto Mamá brinda “un espacio de trabajo grupal para la salud corporal y contención emocional de la embarazada en pre parto, parto, post parto y estimulación del bebé”.

“Trabajamos desde los aspectos corporales  y desde los emocionales con talleres y clases  para embarazadas, mamás y parejas”, registró AIM.

Crianza natural

Muchos padres que optan por el parto respetado, una vez que sus bebés nacen se inclinan por la crianza natural, un método que cada día crece más.

La crianza natural es una teoría que se basa en el estudio de la forma de criar a los niños y animales. Según especialistas, dataría de las poblaciones prehistóricas de humanos y en otras culturas distintas a la occidental.

Entre sus postulados, plantean que la forma actual de criar niños en los países occidentales es muy diferente a la de otras culturas y a la que la especie humana realizaba en sus inicios. Muchos de los problemas que surgen en la crianza serían fruto de una forma de hacerlo que va en contra de las necesidades biológicas del niño.

Los puntos principales en la práctica son: lactancia materna a demanda de día y de noche y hasta la edad que en niño la solicite (habitualmente entre los dos y cuatro años, algunos hasta los siete años).

Colecho: el niño duerme con la madre o con los padres hasta que prefiera dormir solo por propia iniciativa (entre los cinco y 10 años).

Mantener durante todo el tiempo posible el contacto íntimo entre el niño y la madre (habitualmente hasta los tres años al menos).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...