lunes, 5 de mayo de 2014

Vacunas Sabin y Salk (Antipoliomielíticas)

Poliomielitis
La poliomielitis es una enfermedad viral que causa una parálisis aguda, que puede ocasionar incapacidad física permanente e incluso la muerte.

Transmisión
El virus de la poliomielitis se transmite vía fecal-oral y oral-oral, y por agua o alimentos contaminados.

Síntomas
El virus de la poliomielitis produce un cuadro clínico que afecta a uno o varios grupos musculares, con probabilidades de producir una parálisis.

Importancia de la vacunación
Antes de que existiera la vacuna contra la poliomielitis, se reportaban anualmente entre 13.000 y 20.000 casos de poliomielitis paralizante solo en Estados Unidos. Con frecuencia, estas epidemias anuales dejaban miles de víctimas -en su mayoría niños- con serias secuelas físicas.

El desarrollo de las vacunas contra la poliomielitis y la implementación de programas de inmunización han erradicado esta enfermedad en todos los países del hemisferio occidental.

En 1999, como resultado de los esfuerzos de inmunización para erradicarla, hubo aproximadamente 5.000 casos documentados en el mundo.

En 1994, llegó a Canadá el virus salvaje de la poliomielitis procedente de la India, pero los altos niveles de vacunación evitaron que se propagara entre la población.

En la actualidad, existen dos tipos de vacunas antipoliomielíticas: una se administra por vía oral y contiene virus vivos atenuados; la otra se aplica por vía inyectable y se elabora con virus inactivados. Estas vacunas son conocidas como "Sabin" y "Salk", respectivamente, en homenaje a sus creadores.

Ficha técnica
Dosis    3 dosis y 2 refuerzos.
Esquema de
vacunación      Consiste en 3 dosis durante el primer año de vida: a los 2, 4 y 6 meses de edad, un refuerzo a los 18 meses de edad y el otro, a los 6 años de edad.

Precauciones y contraindicaciones   
Sabin: embarazadas, inmunocomprometidos y sus convivientes no deben recibirla.
Salk: se recomienda en todos los casos en que está contraindicada la vacuna Sabin.
No debe administrarse ninguna de las dos vacunas ante la presencia de fiebre o el antecedente de una reacción alérgica grave con dosis previa.

Observaciones              
El Calendario Nacional de Vacunación recomienda la vacuna oral. Sin embargo, cualquiera de las vacunas puede utilizarse en forma indistinta.
Sabin: se aconseja un ayuno de media hora antes y después de la vacunación.
Salk: puede administrarse sola o combinada en las vacunas quíntuple o séxtuple acelular.

Vía y sitio de aplicación           
Sabin: oral.
Salk: intramuscular (niños que no caminan, en la región anterolateral del muslo, y niños que caminan, en el brazo).

Efectos adversos         
Raramente producen efectos adversos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...