lunes, 12 de mayo de 2014

Los peligros de no regular el derecho a la lactancia en público


12 de mayo de 2014 | 19:27 CET

Una nueva campaña creada por estudiantes de la Universidad del Norte de Texas, USA alerta de los peligros de no regular el derecho a la lactancia en público.
A nadie nos gustaría tener que comer en un baño, por muy limpio que estuviera y sin embargo eso es a lo que se pueden ver obligados a sufrir muchos bebes lactantes en Texas.

Al igual que en muchos otros países, en el estado de Texas no existe una ley que proteja los derechos de un bebé a ser alimentado en público, hablamos de ser alimentado al pecho por supuesto. Esto puede provocar situaciones en que las madres sean rechazadas en ciertos lugares y se vean obligadas a amamantar a sus pequeños en espacios que puede no cumplan con las mínimas medidas de higiene, como por ejemplo los baños de un restaurante.

Por ello, se ha lanzado esta campaña en apoyo del proyecto de ley HB1706 que dotará a los lactantes de plenos derechos para ser alimentados cuando ellos quieran y en las mejores condiciones. Recordemos que en Estados Unidos pueden arrestarte por dar el pecho a tu bebé en público.

Texas no es una excepción
Por desgracia no nos encontramos ante una excepción a la regla, sino a algo habitual en muchos pases, incluido el nuestro. Los derechos de los lactantes es algo que pocos gobiernos se han tomado realmente en serio. Si nos preguntásemos a cualquiera sobre si sería justo que un bebé tuviera que comer en un sitio y a una hora determinada, probablemente nos echaríamos las manos a la cabeza, pero si lo pensamos y nos fijamos en las diferentes situaciones por las que pasan muchas madres nos daríamos cuenta que esos derechos no se cumplen.

Las salas de lactancia, un parche no una solución
Volvemos otra vez sobre lo mismo, pero no puede ser de otra forma. Las salas de latancia son sitios que ayudan a tener un espacio más o menos recogido, con cierta intimidad para alimentar a nuestros bebés, pero en muchos casos son un recurso escaso, poco cuidado y que hay que compartir con la zona dónde cambiar al bebé.

También hay que tener en cuenta que la lactancia es un acto natural, que sólo estamos alimentando a nuestro hijo y por tanto uno no debería esconderse o tener que recorrerse de punta a punta el centro comercial para encontrar un espacio para hacerlo
.
Dar el pecho a un bebé debería ser tan normal a nuestros ojos como verle comer un potito

No vamos a avanzar demasiado en este tipo de derechos sino hacemos que ciertos actos relacionados con la crianza y educación de nuestros hijos no sean algo común y absolutamente naturales.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...