viernes, 23 de mayo de 2014

No es bueno dejar llorar a un bebé para que se duerma.

Entrevista a Rafaela López, coautora del libro "Dormir Sin Llorar" en el Diari de Tarragona el 21 de mayo de 2014.

Rafaela López (Tarragona, 1977) buscaba en Internet consejos para dormir a Víctor, su hijo mayor- después vendría Digo-, y acabó fundando Dormirsinllorar.com, un foro que hoy tiene 15.000 usuarios registrados. De ahí surge el libro, que se presenta el sábado en el Café del Metropol y el 30 de mayo en la Casa del libro de Barcelona.



Por: Francisco Montoya, Foto: Lluis Milián

-¿Para qué sirve el libro?
- Está escrito para que madres  padres que acaban de tener un bebé y que no duermen todo lo que quisieran puedan encontrar información veraz, experiencias reales de otras personas que han estado en esa situación, y saber qué estrategias utilizaron para resolver el probema. Es el libro que yo hubiera querido tener cuando monté la página web.

- Es importante saber qué hacer  y que no...
-No se trata de lo que hay que hacer y lo que no, porque no se trata de sembrar dogmas. Eso es precisamente lo que hace mucho daño a la paternidad: que estás totalmente perdida y uno te dice que lo dejes llorar y que eso es mano de santo; otro te aconseja el método noséqué; las abuelas te dicen que "no lo cojas que se acostumbra"... El libro no trata de adoctrinar a nadie, sino de decir: "Nosotros lo hemos hecho así y parece que ha funcionado. Tú misma".

-¿Se puede realmente dormir a un bebé sin que llore?
-¡Sí! De eso trata el libro: de dar respuesta a un problema de sueño sin utilizar métodos que se basan en ignorar el llanto. Son muy populares y consisten en dejalo llorar llorar hasta que obviamente se acaba durmiendo por agotamiento.

- ¿Y eso no es bueno?
- Tampoco es algo que nos guste destacar, porque es como coaccionar, pero sí que había que hacer algo y por lo menos tirar el mito al suelo. Lo de que es bueno porque se les ensanchan los pulmones es falso. No es bueno. Llorar no es bueno, porque a parte del mal rato que pasan les provoca cambios hormonales. El niño, al final, se acaba durmiendo porque segrega hormonas relajantes para bajar los niveles de estrés que ha tenido durante el llanto. Un bebé que llora porque tiene sueño o miedo necesita que le ayudes.

-¿Por qué está mal visto ser dócil y permisivo con el bebé?
-En nuestra sociedad parece que criamos a los hijos para que sean independientes y triunfadores. Y el hecho de que el bebé dependa de la madre parece un punto negativo: "Está enmadrado", "Fíjate que consentido"... Y parece que si proveemos a los bebés de esos abrazos, ese contacto "me importas y si tienes miedo yo te ayudo", estamos haciéndoles más débiles o más dependientes.

- A grandes rasgos, ¿Qué es lo que propone el libro?
-Nuestro concepto sería observar las señales que envía el bebé, las que nos dice que está cansado, y actuar en consecuencia durante el día. Encontrar sus momentos de descanso diurno, y el momento propicio para ponerlo a dormir. De ese modo puedes conseguir que un bebé duerma sin hacerle pasar por la tortura que es el método de dejarle llorar.

- Hace falta tranquilidad, paciencia y desdramatizar...
- Exacto. Es lo que intentamos transmitir: "Esto es lo que hay, pero no es para tanto. Intenta adaptarte". Además, yo siempre remarco que es temporal. No es para siempre. Es una inversión un poco intensa, lo sé, porque son tres años un poco fuertes. Pero luego ya está, y es una inversión de futuro, porque luego esos niños confían en sus padres.

-No es un libro al uso, pensado para leerlo de principio a fin, sino más bien una guía.
-Como es el libro que nos hubiese gustado tener a nosotras, y nace de una página web, le hemos querido dar la estructura de página web: "Tengo un problema y quiero una solución, no me hagas hacer un máster"
Por eso decidimos hacerlo de esta manera.

-¿Cómo empezó todo?
-Hace ya 10 años, mi hijo Víctor no dormía, y busqué soluciones en Internet. Y se me ocurrió organizar un foro, que por aquel entonces era lo que más funcionaba, y empezó a unirse gente en la misma situación que yo. La gente planteaba sus consultas, otros respondían, daban consejos... Tonterías así nos hacían la vida mucho más fácil.

-Diez años después, el libro ¿Qué le dicen los lectores?
-Que es dinámico, práctico y ameno. Y me hizo mucha gracia que una lectora dijo que es un libro escrito desde la trinchera. Que hay muchos libros de expertos, pero este es un libro de madres. ¡Que puede que no sea una experta, pero sé de lo que hablo, que he estado ahí!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...