jueves, 4 de abril de 2013

Cuando ocurre una emergencia, la lactancia puede salvar vidas.


La lactancia protege a los bebes de los riesgos que posee una fuente de agua contaminada. Provee protección contra enfermedades respiratorias y diarrea – enfermedades que pueden ser fatales en poblaciones que han sido sorprendidas por un desastre.

Lo básico de la lactancia durante las emergencias es casi lo mismo que lo básico practicado en tiempos normales. Amamantar siempre que el bebé muestre signos de hambre mantiene la producción de leche materna y provee confort familiar. La síntesis de hormonas que ocurre mientras la madre amamanta disminuye el stress y la ansiedad produciendo calma tanto en la madre como en el bebé.

Si la madre justo ha dado a luz
Si la tragedia ha ocurrido dentro de los cinco días del nacimiento la madre puede tener una producción completa de leche poniendo el bebe al pecho inmediatamente después del parto y amamantándolo cada dos o tres horas o incluso más frecuentemente. La leche materna es 87% agua, por lo tanto la madre debe consumir agua según la sed e incluso un poco más. Tomar mucha agua no es recomendable debido a que la madre estará incomoda y no producirá leche adicional.

Información sobre relactación
Después de que una madre ha dado a luz, la producción de leche se mantiene a menudo por 6 meses. Por supuesto, después de los días iniciales, cuando el seno no ha sido estimulado por un bebé o por un extractor, la producción de leche disminuye a gotas por días. Si la madre aun produce algunas gotas al día, a menudo puede relactar. La regla general para la relactación es estimular los pechos, con la succión de un bebe o con la extracción de leche cada dos horas. Los pechos empezarán a producir un adicional cada día.

Por favor haz circular esta información.
Cualquier duda que tenga una mujer que está amamantando por favor bríndale los números de las Lideres de Liga de La Leche Argentina que puedes encontrar aquí,  www.ligadelaleche.org.ar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...