miércoles, 24 de abril de 2013

Parto en casa: ¿cuándo sí y cuándo no?


Por Yahoo! Editorial | Clínica Virtual – Hace 21 horas
Texto: Natalia Iscaro
Hay madres que sienten la necesidad de elegir libremente cómo dar a luz. Antes que parir en una institución de salud -y quizá tras una experiencia propia o cercana poco feliz-, proyectan tener a su bebé en el sitio donde más seguras se sienten: su hogar.


Existen pros y contras de cada alternativa, lo ideal es decidir a conciencia
 y apoyarse en profesionales capacitados 
Las aliadas en esta odisea son las doulas, mujeres con experiencia maternal y formación adecuada, además de médicos, enfermeras y parteras debidamente preparados. Aquí, un repaso por las estadísticas, motivos y condiciones necesarias para parir en el hogar, y los riesgos que plantean las instituciones oficiales.


Un parto al natural
De acuerdo a un brief publicado por los Centros de Control de Enfermedades de Los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), los partos hogareños crecieron un 29% entre 2004 y 2009, una cifra que aún hoy representa menos del 1% de los nacimientos totales. Para responder a esta tendencia en ascenso, El Negocio de Nacer, un documental lanzado en 2008, explora la experiencia actual de parir en los Estados Unidos.
El reportaje compara la experiencia hogareña con la institucional, y acompaña a una partera a lo largo de nacimientos domiciliarios en los alrededores de Nueva York. Entre las celebridades que han apoyado la película se cuentan Cindy Crawford, Gisele Bundchen, Alanis Morisette y Christy Turlington-Burns. Todas se declaran convencidas de que una mujer puede y debe ser protagonista de su propio parto. Que puede elegir el espacio, vestimenta, posición y, si así lo desea, de aullar, gritar, reír, sin que nadie la limite.

Según Melina Bronfman, de 48 años, Musicoterapeuta, Terapeuta Corporal, Coach Ontológico y Doula de parto y postparto: “En este tipo de intervenciones fluyen el amor y el placer, porque no hay necesidad de intervención compulsiva, como ocurre habitualmente en las instituciones. Los bebés están con sus madres desde el minuto cero, nadie los separa, la lactancia se inicia con naturalidad. Además, no hay interrupciones ni de médicos, nutricionistas, neonatólogos, enfermeros, cocineros, personal de limpieza ni el peluquero del bebé”.

La doula, aliada perfecta
Las doulas son mujeres que experimentaron distintas etapas de la maternidad, y que están capacitadas y formadas para acompañar a otras mujeres a transitar este camino. Según Bronfman: “La doula habilita espacios físicos, corporales y emocionales que facilitan el camino a la joven madre para conectarse con su instinto, y para generar un espacio propicio para un parto fisiológico, y una lactancia y una crianza basadas en el amor y la conexión saludables”. Durante el parto, la doula responde a lo que haga falta. “Logística pura”, resume Bronfman. Comida, bebida, sostén, preparar una bañadera, climatizar el ambiente, proteger de ruidos molestos, generar un espacio empático (según las preferencias de la mujer) y sostener a la pareja si lo necesita, son algunas de las funciones de estas mujeres con mucha maternidad en su haber.

“Las doulas no recomendamos nada”, explica Bronfman. “Podemos empatizar con una manera de parir, pero jamás podemos decidir por otros. Un parto domiciliario se lleva a cabo responsablemente, cuando la pareja es adecuadamente auxiliada por un equipo debidamente preparado en asistencia domiciliaria. Es decir, cuando una mujer está sana y esta práctica no reviste riesgo alguno ni para ella ni para el bebé. Y, además, cuando la pareja está informada y preparada emocionalmente para facilitar el parto”, concluye. En su experiencia, para poder parir en casa es necesario contar con “un equipo responsable, un buen historial, un plan B muy satisfactorio, y mucha comida en el refrigerador”.


La voz institucional
Al día de hoy, ni el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG, por sus siglas en inglés), ni la Asociación Médica Americana (AMA) aprueban estas prácticas. El presidente de la ACOG, Richard N. Waldman, explica desde el sitio de la institución que todos los médicos tienen la obligación de dar a las familias la información necesaria sobre los riesgos, limitaciones y beneficios de los diferentes escenarios y condiciones para dar a luz. Y agrega que “es importante recordar que no todos los partos en el hogar van bien, y que el riesgo es mayor si son atendidos por personal sin el entrenamiento suficiente, o en pacientes de alto riesgo, como por ejemplo de alta presión”.

Además, desaconseja firmemente la realización de partos por cesárea en el hogar, debido a los riesgos que puede acarrear. En sintonía, la AMA apoya esta postura, alegando que “el escenario más seguro para el trabajo de parto, el parto y el postparto, es un hospital o clínica que cumpla con los estándares acordados por la Academia Americana de Pediatría (AAP) y la ACOG.

Más flexible en su concepción, el Colegio Americano de Enfermeras y Parteras (ACNM, por sus siglas en inglés), afirma, en una declaración oficial, su apoyo al parto domiciliario, siempre y cuando las mujeres sean candidatas adecuadas, cuenten con el apoyo de profesionales capacitados y con una logística apropiada para el traslado a una institución en caso de ser necesario.

De esta forma, según la institución, aun cuando cada mujer debiera tener la oportunidad de elegir de qué forma dar a luz, aquellas enfrentando embarazos de alto riesgo o enfermedades complejas deberían tomar en consideración la salud y seguridad de ellas mismas y sus niños por nacer: En rigor, esta debería ser la prioridad. Existen pros y contras de cada alternativa, lo ideal es decidir a conciencia, y apoyarse en profesionales capacitados.
Recuerda que antes de hacer planificar tu parto o embarazo, o ante cualquier duda, debes consultar con profesional acreditados de la salud.


Fuentes: ACOG (acog.org), AMA (ama-assn.org). ACNM (acnm.org). Health Grades, (healthgrades.com), CDC (cdc.gov), The Business of Being Born (thebusinessofbeingborn.com), ACNM (midwife.org).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...