viernes, 19 de abril de 2013

¿Quejarse, reclamar o demandar?


Muchas personas que participan en los foros se preguntan si ante una mala atención durante el parto deberían demandar o presentar una simple queja o reclamación. Aunque en la sección legal hicimos un breve repaso a esta cuestión, parece que la gente quiere saber más y necesita algo más de implicación personal en las respuestas. Quieren oír experiencias personales. Aquí va mi intento de arrojar algo de luz sobre el asunto desde una perspectiva totalmente subjetiva, fruto de mi experiencia personal como la demandante que fui y la abogada que soy:

Quejas, sugerencias y reclamaciones

Pros

Es gratuito.
Puede ser muy liberador para la persona explicar lo que le ha ocurrido y exigir una respuesta.
Puede ayudar a que los sanitarios implicados tomen conciencia del alcance y resultados de sus actuaciones y comportamientos y a que la Administración tome conciencia de los daños que causa la mala praxis.
Puede ayudar a los profesionales que trabajan bien a diferenciarse de los que lo hacen mal y reciben muchas quejas (esto suele saberse).
Contras

Algunas mujeres reciben respuestas estandarizadas y vacías que aumentan su enfado y frustración.
Al no mediar terceras personas (abogados, peritos, inspectores y jueces). la persona puede sentirse  "sola frente al sistema".
No hay indemnización económica.
En el formulario que facilita el centro sanitario está la posibilidad de indicar si tu escrito es sugerencia, queja o reclamación. Solo recibirás respuesta garantizada en el caso de que sea una reclamación, y en este caso también te aseguras que piden explicaciones  al profesional en cuestión sobre el asunto. Así que, aunque se trate “solo” de una queja, puedes marcar la casilla “reclamación” y sabrás que te responderán.

También existe la posibilidad de adjuntar un escrito o cualquier otro documento al formulario oficial, y usar la solicitud como "portada" para tu reclamación si necesitas más espacio para expresarte.

Demandar

Reservado a las mujeres más enfadadas de la tierra, con lesiones físicas o psíquicas graves (para mí, una episiotomía es una lesión grave) y con recursos económicos suficientes como para soportar un pleito, sobre todo ahora que el gobierno se ha empeñado en que la ciudadanía no acceda a la justicia como método para "aliviarla". Son importantes el plazo y la prueba de los hechos.

Pros

A través del estudio del caso, que incluye normalmente un informe pericial, la persona puede llegar a conocer la verdad sobre qué ha ocurrido realmente y por qué.
Hay un proceso judicial en donde los sanitarios tienen que rendir cuentas de sus actuaciones, se valora el daño y su relación de causalidad con la actuación sanitaria y se fija una indemnización.
Poner en papel y documentar y exponer lo ocurrido y el daño causado puede ser un proceso muy liberador para las víctimas.
Si se gana, la persona recibe una indemnización por los daños físicos, psicológicos, patrimoniales y morales. Se va generando entre los jueces conocimiento sobre humanización, episiotomías, cesáreas innecesaria, oxitocina, separación...

Contras

Se necesita procurador y abogado.
Los costes pueden ser altos.
Posibilidad de una sentencia negativa y consiguiente golpe moral. Un muy buen abogado especializado puede llegar a ganar el 50% de los casos, lo que quiere decir que el otro 50% se pierde.
 Reclamación de Responsabilidad Patrimonial (sólo en la medicina pública)

Pros

Los costes son bajos en relación con una demanda porque no se necesita procurador, ni hay tasas judiciales ni costas. En cuanto al abogado, aunque no es formalmente necesario, en la práctica resulta muy difícil para el ciudadano medio hacer una buena RRP sin abogado.
Hay una investigación interna en donde los sanitarios tienen que rendir cuentas de sus actuaciones ante el servicio de inspección. Se valora el daño y su relación de causalidad con la actuación sanitaria y se fija una indemnización.
A través del estudio de caso, que incluye normalmente un informe pericial, la persona puede llegar a conocer la verdad sobre qué ha ocurrido realmente y por qué.  Poner en papel, documentar y exponer lo ocurrido y el daño causado puede ser un proceso muy liberador para las víctimas.
El esfuerzo probatorio no es tan importante como en las demandas.
Si la Administración estima la reclamación, la persona recibe una indemnización por los daños físicos, psicológicos, patrimoniales y morales.
Se va generando entre sanitarios y Administración conciencia de lo que se hace mal y se menoscaban los paradigmas establecidos sobre episiotomías, cesáreas, oxitocina, separación...

Contras

El hecho de que se trate de un proceso encaminado exclusivamente a obtener una compensación económica es utilizado interesada (e injustamente), para fomentar la idea de que lo único que hay detrás de las reclamaciones es el deseo de los usuarios de hacer dinero.
Aunque casi siempre hay investigación interna, es posible que la Administración guarde silencio y no responda.
En el 99% de los casos la Administración desestima la reclamación, haciendo estéril esta vía como medio de obtener resarcimiento.


En fin, espero haber aportado algo de luz al asunto nada fácil a veces de inclinarse por una u otra vía.

Francisca Fernández Guillén

Abogada

Socia de El Parto es Nuestro



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...