miércoles, 18 de diciembre de 2013

Cómo hacer difícil la lactancia materna

Hola revisando viejos correos electrónicos encontré este  artículo que fue escrito hace 27 años pero es tan actual,  que me hace pensar que no avanzamos, tampoco retrocedemos, pero si estamos como estancadas en sentir y  pensar que el amamantamiento es un proceso natural de la vida de la mujer.
Las invito a leerlo, dejar sus comentarios y la que necesite ayuda, yo puedo brindársela, envíeme un correo a mtmluisabengolea@hotmail.com, un saludo Luisa

Linda J. Smith, de la EEB, FACCE, IBCLC
 (PD escribió "difícil" un día en octubre de 1986 en una vieja máquina de escribir, y es tan popular ahora como era entonces!)

© 1986 Linda J. Smith

1.- Dígales a la madre de « alimentar a su bebé cada 3 horas », o de imponer a su bebé un planeamiento de cada mamada »
Dígale que debe esperar al menos 2 horas entre las mamadas o de programar mamadas regulares (todas las 3 o 4 horas), y de rellenar cuidadosamente un tablero. Ello tendrá como consecuencia menos estimulación del seno, por lo tanto una baja de leche. El bebé estará hambriento y frustrado, los padres estarán frustrados igualmente y la mamá perderá confianza en ella. Estate seguro de poder luego censurar la lactancia después de los llantos.

2.- Vigile a que « el bebé se habitúe al biberón », y sobre todo al chupete
El bebé podrá desarrollar una confusión seno/chupete y podrá rechazar el pecho, o no saber mamar, porque el bebé no sabrá como « agarrar » al pezón.
La introducción del chupete deberá hacerse temprano (en las primeras 6 semanas del bebé) para ser más eficaz…. Pero siéntase seguro, aun si el bebé es más grande (aun después de 1 año), un biberón dado podrá tener el mismo efecto!!! . Es un buen medio de estimular menos el pecho, lo que disminuirá la lactación de la madre, quien rápidamente perderá confianza en ella, porque usted lo sabe bien: la lactancia mixta es el inicio del destete progresivo, que lleva al destete total del seno en 6 semanas máximo.

3.- Dígale a la madre que ya no tiene más leche
Si el bebé quiere alimentarse aun después de 1 o 2 horas; o si acepta un complemento de 50ml de leche en polvo justo después de la mamada, o si llora todo el tiempo, o si sus senos no están llenos y desagradablemente hinchados en permanencia, o sensibles, es decir dolorosos.
Ya que el « temor de falta de leche » es la primera causa de fracaso de la lactancia, estos argumentos presentaran una ventaja mayor para hacer dudar a la madre y hacerle fácilmente cesar en la lactancia, culpabilizándola de hacer padecer de hambre al bebé.
Tome la precaución de agregar algunos días más tarde: « Yo te había dicho bien que tú no tenías más leche! »
Si la mama por el contrario tiene más leche, dígale bien que no es suficientemente nutritiva ni bastante rica para su bebé, comparativamente a la leche de vaca Si ella no le cree, prescriba un análisis para probarle y de golpe desmoralizarla totalmente!

4.-Digale que ella no puede o no debería alimentar a su bebé al pecho….
Si ella quiere comer chocolate o de la comida condimentada ; si ella fuma o quiere tomar un medicamento, si ella retorna de nuevo al trabajo o a la escuela en algunas semanas, si sus senos son demasiados pequeños (o demasiados grandes) ; si su propia madre no ha logrado amamantar.
Encuentre tantas razones que pueda para convencerla que ella no podrá amamantar, busque no importa cualquier pretexto para que ella interrumpa su amamantamiento y ponga la mayor distancia posible entre la madre y el bebé.

5.- Insista sobre el hecho que el papá debe dar el biberón
Otra que el chupete hará el trabajo por usted en la puesta en peligro del amamantamiento, es un otro buen medio para hacer pensar que la lactancia no es muy importante. Diga a la mamá que ella tiene una relación muy posesiva con su hijo. El papá es una persona que deberá tener como aliado. Le será muy eficaz, porque podrá repetir sus observaciones todos los días.

6.- Diga a la madre que amamantar duele y que es normal.
Que los pezones adoloridos y agrietados es normal y que es debido a las mamadas demasiado largas o demasiado frecuentes. No le informe sobre el hecho que los pezones adoloridos son debido a una mala posición del bebé al seno !. El dolor es un excelente estímulo desfavorable.

No le enseñes sobretodo como ubicar al bebé correctamente.
Dele un sacaleches para poner sobre los pezones para que los senos sean estimulados con menor eficacia y produzcan menos y de beber al bebé un buen número de biberones con chupete para perturbar su succión a fin de que estimule mal la salida de leche cuando reprenda el seno.

Si la mamá tiene los senos hinchados y dolorosos gracias a vuestros consejos sobre la duración y la frecuencia de las mamadas, aconséjele de llevar protectores de lactancia permanentemente, para aumentar los daños. Si piensa en ello, indíquele a la mamá de frotar sus pezones con una servilleta dura para acondicionarlas y « endurecerlas »

7.- Dígale que los bebés a biberón duermen mejor
Explique si su bebé no duerme hasta los 2 o 3 meses, es que la leche materna es insuficiente y que hace falta dar rápidamente un biberón de leche artificial en polvo, con las harinas, porque ello ayudará a bebé a dormir. Es una otra buena manera de hacer para estar seguro que el bebé no estimulará la producción de leche, porque el estará saciado... de este modo la leche será poco a poco insuficiente. Si su bebé engorda demasiado, dígale que su leche es demasiado rica. Si su bebé engorda poco dígale que su leche no es muy nutritiva. A gusto hágale sacarse algunas gotas antes que salga la leche « solo es agua » la pre leche de apariencia particularmente acuosa, ella estará convencida por la demostración. En este momento aún, proponga una leche artificial diciéndole que ello la ayudará. Refiérase al punto dos para estar seguro de no olvidar nada.

8.- Sepárelo de su bebé cuando nazca y espere unas horas antes de la primera mamada:
De este modo habrá una oportunidad que el bebé haya momentáneamente perdido el reflejo de succión y usted podrá convencer mejor a la madre que la lactancia es imposible en su caso. Muéstrele que el agua, los complementos de leche artificial, las pesadas y los mamadas programadas es lo mejor que se debe hacer para ocuparse bien del bebé: Haga de tal modo que ella no tenga confianza en su instinto. Impóngale el uso del chupete en la maternidad, porque « el seno, es solo para la comida, el seno no es un chupete! »Ya que ella está particularmente vulnerable en este momento, este seguro de poner la máxima « mejor va dar un biberón con amor que el seno a regañadientes », o « usted sabe que las leches artificiales son iguales si no logra darle el pecho! »... Si ella está en dificultad, estas afirmaciones le ayudarán a utilizar el sistema biberón-chupete.

9.- No le explique las bases del comportamiento infantil.
No le advierta acerca del crecimiento (que llega a los 10 días, 6 semanas, 3 meses y 6 meses), que necesitaran más de mamadas 2 o 3 días. Dígale simplemente que su leche ya no es nutritiva.
No le advierta de los cólicos de los bebés........ Si su bebé se tuerce de dolor, échele la culpa a la leche de mamá! No le de los medios a los padres de controlar estas crisis de cólicos que pueden durar hasta 3 meses. No le llame o le visite, y este seguro de abandonarla en las semanas difíciles.
Usted encontrará razones de censurar la lactancia por donde se le mire e invente razones de parar la lactancia por ser necesario.

10.-No le indique como conservar una producción de leche.

Dígale que el bebé deberá destetarse antes de volver al trabajo, y que para ello, ella deberá habituar al bebé al sistema biberón-chupete. Asegúrese que no acuda a una benévola de una asociación de apoyo a la lactancia, un consultor en lactancia o no importa cualquier persona bien informada sobre la lactancia natural. Si no hay un riesgo de que esta persona pueda explicarle que puede continuar completamente precisándole las diversas formas de hacerlo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...