lunes, 2 de diciembre de 2013

Amamantar: un acto de desobediencia civil

Domingo, 14 de octubre de 2012

Publicado por Sofía B.

En el camino también he entendido porque hay que amamantar pero en “voz baja” para que “nadie se sienta mal” y sobre todo para que no se sepa, como todas las acciones que ponen en cuestión el sistema.

Amamanto porque…

…mi cuerpo es valioso

Hay una campaña manifiesta en contra del cuerpo de las mujeres. Todos vemos modelos esqueléticas y las mujeres de todas las edades esclavas de los gramos de la báscula. Todo lo que huele a maternidad como unas caderas redondeadas unos pechos pletóricos o un vientre abultado está muy mal visto.
El mensaje que cala antes de la maternidad es claro “Tu cuerpo es feo” “Tu cuerpo no funciona correctamente” “Tu cuerpo no vale”

Al amamantar, por el contrario, el cuerpo de la mujer se vuelve valioso, eficiente.

…confío en mí misma
Una mujer que amamanta ha aprendido en confiar en sí misma. Y no hay nada que atente más contra el sistema que una mujer inteligente además segura de sí misma dispuesta a cuestionar lo que se le ponga por delante.

 …soy responsable de mi salud
Asumir la responsabilidad de la propia salud es una lección vital. Somos, cada uno, los últimos responsables de lo que decidimos, los profesionales sanitarios no nos mandan, nos aconsejan con sus conocimientos y su experiencia, pero somos los últimos responsables de cuestionar y decidir. Y de asumir nuestras (informadas o no) decisiones.

…cuestiono
Poner en tela de juicio las pautas del profesional sanitario que nos atiende, porque sus indicaciones carecen de rigor científico, es algo que las mujeres simplemente no hacen.
Las mujeres no hemos tenido opinión y hemos pasado del padre, al cura, al marido, al ¿médico?
Las mujeres no cuestionan y a veces ellas mismas lo cuentan, salen del pediatra o ginecólogo llorando.

…elijo (y tengo miedo de equivocarme, pero me aguanto)
Cuando tienes confianza en ti misma también la tienes para darte permiso para equivocarte. Cuando se asumen las decisiones libremente se es mucho más consecuente.

…no consumo
Amamantar es la antítesis de la vorágine consumista. Amamantar evita ser la diana de la publicidad de muchos y muy innecesarios artículos para bebés que forman una maraña de consumo alrededor de la maternidad. Un río de consumo que puede llevar a prescindir de cosas realmente necesarias.
Quitar la lactancia sin un motivo médico y científico y condenar a una familia a adquirir leche artificial, desconociendo su situación económica, es un acto de irresponsabilidad.

…educo
Amamantar es de por sí un acto educativo. Pero además las mujeres de tu alrededor te preguntan porqué amamantas y te contarán porque ellas no lo hicieron o que quieren hacerlo. Y conocer las historias cercanas ayuda a crear la propia.
Cuantas más mujeres amamantan más se normaliza la lactancia y por eso el mensaje de que hay madres que se sienten mal cuando otra dice que amamanta cada vez va a ser más reincidente. Podemos dar de mamar, pero calladas.

…tejo una red
Mantenerse al margen de la pauta imperante obliga en cierta manera a rodearse de iguales y qué mejor que estar con otras mujeres que comparten, seguro, una forma de entender las cosas diferentes al resto.
Es increíble ver los vínculos que tejen las mujeres en los grupos de apoyo a la lactancia. Es tener un gran internet femenino, donde encontrarás toda la información y no solo de lactancia y además consuelo, sin que nadie te juzgue, porque a tu lado hay una madre como tú.

…recupero a la mujer
Porque queríamos estudiar, trabajar, ser reconocidas pero ¿nos dijo alguien que tendríamos que pagar con nuestra maternidad? ¿con dejar a nuestros hijos de semanas o meses en casa o en guarderías?
No hay conciliación posible, hay opciones menos malas.
Pero quiero creer que existe un feminismo bien entendido donde hay sitio para todos y donde hay mujeres que pueden decidir no renunciar a su maternidad.

…abandono el rebaño
Después de meses o años amamantando vas haciendo un camino sin retorno. Sufres una inevitable transformación. Cuando destetas a tus hijos has pasado por incontables vicisitudes y no eres la misma.
 
Amamanto, desafío y desobedezco al sistema y a las generaciones que tantas veces me dijeron que no podría hacerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...