lunes, 16 de septiembre de 2013

Pelvis estrecha y Desproporción Cefalo Pélvica

Viernes, 10 de mayo de 2013



Si tu cuerpo crea desde dos células un bebé perfecto y completo, ¿por qué tu perfecto cuerpo no va a poder parirlo? Incluso en los bebés grandes, las pelvis se adaptan al tamaño de sus bebés.
La verdadera desproporción cefalopélvica o DCP es muy poco común y sólo está asociado a deformidades pélvicas, normalmente causadas por desnutrición o una rotura pélvica mal sanada. La posición fetal durante el trabajo de parto y la posición materna durante el expulsivo, especialmente cuando las mujeres están en posición semisentada, son las causas por las que se diagnostican la mayoría de las DCP en la actualidad.
Aquí algunos datos interesantes:

1.- La hormona RELAXINA ablanda los ligamentos de la pelvis para que seamos capaces de 'abrirnos' para dejar paso al bebé en el momento del parto (por ese motivo también nos puede doler esa articulación durante y después del embarazo).




2.- En la posición de CUCLILLAS se abre la pelvis un 33% más que durante el embarazo. Aunque en realidad, la LIBERTAD DE MOVIMIENTO a la hora de elegir una postura, para que cada mujer dé a luz según su propia fisionomía, es la mejor baza para conseguir parir bebés grandes (y pequeños).


En este excelente vídeo podéis ver los movimientos que ha de realizar la pelvis en el momento del parto. ¡Sin libertad de movimiento no es posible, imaginad lo difícil que es realizar ese descenso si la mamá está tumbada boca arriba!:



 3.- Y además, los bebés nacen con FONTANELAS (su cráneo se compone de 5 placas y no está cerrado completamente al nacer) para que éstas puedan solaparse y adaptarse al canal de parto.

En esta maravillosa e increíble imagen que nos ha cedido Natalia (¡mil gracias!), puede verse cómo se montan las fontanelas del cráneo del bebé para adaptarse al canal de parto justo en el momento del nacimiento (izda). Cuando una imagen vale más que mil palabras: ¿cómo alguien puede decirnos que 'somos estrechas' antes de dejarnos parir?


4.- Por último, y desafiando a todas las teorías que han rezado sobre nuestras caderas y nuestros bebés inmaduros como consecuencia de la bipedestación, una nueva investigación llevada a cabo por la Universidad de Rhode Island, sugiere que la duración de la gestación humana está limitada principalmente por el metabolismo de la madre, y no por el tamaño del canal del parto.
"Según la hipótesis EGG, los bebés nacen cuando nacen porque la madre no puede aportar más energía al crecimiento fetal", explica Dunsworth, por lo cual, "la energía de la madre es la principal limitación evolutiva, y no sus caderas"

Pocas, pocas cosas (como una rotura de coxis con luxación mal curada o una deformidad de la pelvis causada por desnutrición o mal crecimiento), pueden impedir de verdad el parto vaginal por DCP.



Por estos motivos, las radiografías, pelvimetrías, 'pruebas de parto', o las mediciones durante la gestación resultan inútiles para 'predecir' el parto y aconsejar una cesárea por 'bebé grande': nuestro cuerpo se adaptará al bebé y el bebé a nuestro cuerpo cuando llegue el momento.
¡Recordemos también la importancia de la postura!

No dejéis de leer LA PELVIS QUE CONOCÍ Y AMÉ, de Gloria Lemay, traducido por Ibone Olza, es una joya que no podéis dejar pasar!
En este vídeo teneis la muestra de algunas mamás con DCP dando a luz... Que no os engañen, aunque seáis bajitas y estrechas, si podéis gestar, podéis parir!




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...