lunes, 14 de julio de 2014

Las ballenas amamantan a sus crías



Los cetáceos son mamíferos que se adaptaron a una vida marina, como las ballenas, delfines y marsopas. Sus ancestros son mamíferos terrestres y todos tienen la característica de tener sangre caliente y respiración pulmonar. 

Estos son los únicos mamíferos acuáticos que no salen jamás a tierra. Si lo hacen es sólo por segundos y si no pueden volver rápidamente al agua, no tardan en morir. A partir del mes de mayo, comienza a llegar al Golfo Nuevo la BALLENA FRANCA AUSTRAL. 



La ballena franca austral viene a Península de Valdés para cumplir su ciclo de reproducción, parir y criar a los ballenatos en aguas templadas, de poca profundidad, seguras, al asilo de las tempestades. 

Las hembras llegan a la madurez sexual entre los 5 y 8 años siendo su longitud aproximada en ese momento de 13 metros. Los machos son más pequeños que las hembras: 12 metros de longitud en estado adulto con un peso de entre 50 y 55 toneladas; y los ballenatos nacen con 5,5 metros y crecen 3½ cm. por día, durante los primeros meses de vida, gracias a la nutritiva leche materna. 


Luego del primer año crecen 2 cm. diarios y después el crecimiento disminuye. La hembra tiene una cría cada 3 años, la gestación dura 12 meses y el ballenato es amamantado durante 2 años.


Las ballenas francas se alimentan principalmente de plancton: animales marinos diminutos que incluyen crustáceos y otros invertebrados. Las ballenas se alimentan poco en la Península Valdés. Para ello se alejan hacia lugares desconocidos aún en el Atlántico Sur en verano y otoño. Regresan en invierno y primavera para dar a luz y criar sus cachorros, llamados "ballenatos".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...