martes, 14 de mayo de 2013

Cuando nos quieren vender gato por liebre: la fórmula no ayuda a la lactancia


 publicado por Veronica Garea  


Está circulando la cobertura periodística de un artículo del Pediatrics que aparentemente sugiere que el uso de fórmula en el posparto temprano "ayuda" al éxito de la lactancia. Una vez más, se toma la información parcial de un artículo médico, se la saca de contexto y se publica con bombos y platillos. Para beneplácito de quienes fabrica fórmula.

El artículo en cuestión muestra que un grupo muy reducido de recién nacidos que perdieron más del 5% de su peso de nacimiento y a los que se les administró 2 cucharaditas de fórmula hipoalergénica a través de una jeringa tuvieron mejores resultados en cuanto a lactancia materna exclusiva (LME) a los 3 meses que el grupo control que no recibió fórmula.

El artículo tiene varios problemas metodológicos, tal como resalta la Academy of Breastfeeding Medicine en su blog. Entre ellos, el conjunto de muestra es muy reducido, el grupo control no incluía tantas madres multíparas como el grupo que recibió fórmula (y es sabido que la multiparicidad, es decir, no ser primeriza, es uno de los factores más importantes en el éxito de la lactancia), el 5% de pérdida de peso como criterio para inclusión en el estudio es demasiado conservador ya que es una pérdida de peso habitual en partos donde la madre recibe fluidos intravenosos y bien puede no ser signo de problemas en la lactancia.

Por otro lado, estas "2 cucharaditas de fórmula hipoalergénica" no se comparan con las cantidades que reciben rutinariamente como complemento los bebés, con mamadera (biberón) y sin que haya una justificación clara más allá de resolver "problemas" que no necesariamente son tales. Entonces es muy peligroso publicar información que parece aprobar la práctica de uso de complementos cuando en realidad lo que reporta el artículo original no tiene nada que ver con las prácticas habituales de administración de complemento. Y sería deseable ver una comparación con bebés que reciben leche extraída de sus madres en lugar de fórmula.

Es importante consumir información con espíritu crítico. Pero no todos podemos leer los artículos teniendo acceso al material original y pudiendo hacer una interpretación de los datos. Éste es el trabajo del periodista científico. Señoras y señores periodistas científicos, por favor, hagan su trabajo.

V. Garea IBCLC

Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
©GALM Bariloche. Permitida la reproducción sin modificaciones y citando la fuente.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...