viernes, 3 de mayo de 2013

Nacimiento de Moro 8 de octubre del 2012



de Vangi Bustos Doula el jueves, 8 de noviembre de 2012 a la(s) 14:04

Llegamos cansados de un domingo lleno de actividades, luego de un día de risas, de mates, de órden en placares de  la casa de Paz, un día de llovizna y frío.. Luego de caminar muchísimo todo el fin de semana porque estábamos sin el auto... volvimos de la casa de mi hermana cerca de las 23 horas, caminando con frío y bajo la lluvia... las contracciones de panza dura que me venían acompañando desde hacía unos meses por las noches, ese día se habían hecho presentes durante toda la tarde y entre carcajadas y carcajadas se iban poniendo en frecuencia...
Llegamos a casa caminando bajo la lluvia y el frío y cargados de cosas, Camilo se quedó dormido agotado de un largo día..Seba y yo nos acostamos a mirar la tele...las contracciones se presentaron lentamente pero esta vez con algunas sensaciones distintas, agarré el celular de Seba para mirar la hora, eran casi las 24 hs, noté que cada 4 minutos más o menos venía una ráfaga y se hacía notar cada vez más...nos miramos con Seba y sonreímos, me levanté y un líquido calentito bajó por mi pierna, con mi gran sonrisa lo miré a Seba y le dijé: me parece que fisuré la bolsa... contenta fui al baño, me dí cuenta que no era la bolsa, sería un poco del tapón tal vez...
Las ráfagas siguieron, me metí a la ducha a regalarme un buen baño y ahí disfruté de cada contracción que venía, estaba feliz, iba a parir! salí, lavé los platos, acomodé algunas cosas y me fui a acostar...le dije a Seba que Raquel (mi anterior partera, quien me acompañó en el parto de Camilo) me diría que descansara asique me acosté con mi sonrisa imborrable sabiendo que ya algo había cambiado, que Moro nacería ese día...
Intenté empezar a cerrar los ojos...pero no, eso que había empezado parecía que no iba a frenar...Serían ya los 2 de la mañana, empecé a pensar qué hacer con Camilo, él dormía plácidamente en su cama..tal vez podría quedarse? y si el parto tardaría muchas horas y él se levantase justo cuando no podamos darle mucha bolilla?
Sentí la necesidad de resolver ese tema, se lo dije a Seba, él tampoco sabía con certeza qué era lo mejor...resolvimos llamar a mis padres para que vengan a buscarlo...
Así fue..a las 3 de la mañana llegaron, mientras tanto yo preparé la mochila con sus cosas, le escrbí una nota a mi madre con algunas indicaciones, mientras las contracciones seguian, venían y se iban...
Entre tanto Seba levantaba en brazos a Camilo, mi mamá y yo en el living, cuando venía una contracción me balanceaba parada con las manos en mi cintura, recuerdo que le dije a ella lo contenta que estaba...
Camilo se despertó y no quiso irse...mi madre entonces se fue afuera a esperar al auto, Seba le hablaba a Camilo en la cama, yo me acercaba y entre contracción y contracción le explicábamos...
Finalmente le propuse a Seba que lo acompañe y vuelva...
Así fue, allá se fueron, lo besé a Camilo, se fue a upa de su papá, con su carita en el hombro y mirándome sereno...
Me quedé sola a la madrugada en mi casita...llamé a Ale pero tuve que cortar porque vino otra contracción, lueog llamé a Miri e hice lo mismo, a la tercera vez pude hablarle, le dije que ya había arrancado, me dijo que vendrían y cortamos...

Mientras tanto encendí unas velitas lentamente  por mi habitación y el living que había preparado,prendí unos sahumerios que paseé por toda la casa, agarré la pelota y me senté sobre ella para balancearme...caminé por toda la casa
Cerca de las 4 de la mañana volvió Seba, yo  lo esperaba para que infle la pileta, y así lo hizo.... la infló, comenzó a llenarla, entré con un poquito de agua y llegaron Ale, Miri y Mario, Seba fue a abrirles..

Ahí sí! estaba plena! mi parto había empezado!!, estaba todo como yo necesitaba..las ráfagas se acercaban cada vez más fuertes, más frecuentes, yo vocalizaba, abría mi boca y mi garganta , miraba las paredes que las había decorado con mandalas, con frases, con imágenes...Seba puso la música que yo le habia pedido, y así en penumbras, con la música, las velas, el silencio y mi amor... iba adentrándome...
Entre una y otra contracción cantaba las canciones que tan bien me hacían...
Se acercó Ale en un momento a saludarme, escuchamos a Moro y se fue...
Yo seguía con Seba ambos en silencio quien me tiraba agüita bien calentita en el sacro, me alcanzaba agua fresca...
En otro momento se acercó Miri, serían las 4,30 pasadas...me preguntó si quería que me tactara....(yo le había pedido por teléfono que lo hiciera, así sabríamos por dónde andábamos más o menos, fue el primer y único tacto de toda la gestación) le dije que sí, lo hizo, pero antes de que termine, me vino una contraccion y saque su mano, no pudo determinar cuánto era mi dilatación, pero no importó demasiado...
Seguimos con Seba juntos, mirándonos, me idjo en un momento: estás hermosa...
El agua estaba buenisíma, ideal!!!
Ale se acercó nuevamente a escuchar a Moro quien estaba perfecto y  volvió a irse al living...
Empecé a vocalizar y también a empujar en cada contracción...
En un momento me sorprendí al sentir la cabeza de Moro bajando ...justo Ale y Miri se estaban asomado a la puerta asi que les dije: chicas! está la cabeza!
Se acercaron mientras se ponían los guantes para recibir a Moro, Seba se metió en el  agua, de la mano de Ale o Miri pasó a mis manos Moro mientras salía del agua y directo a mi pecho....eran las 5.14 ...sentí perfectamente el pasaje de su cabecita por mi pelvis, por el canal de parto, eso fue lo mejor de todo!!!!!! aún hoy lo recuerdo y no puedo creerlo...

Seba me abrazaba, yo chocha y sorprendida los miraba a los dos...
Moro nació envuelto en la bolsa de las aguas tal como yo lo había deseado...
Se acercó  Mario, me saludó y serenamente observó a Moro, lo cubrimos con una toalla, lo oscultó y lo contempló...
Tres contracciones más visitaron intensamente  mi cuerpo para ayudar a expulsar mi placenta, me ayudé tomando el resbaladizo cordón ...
Seba tomo a Moro y junto con Mario lo pesaron en la tela sobre la cama, mientras yo me incorporaba... antes de salir, abracé a Ale y Miri al mismo tiempo..me ayudaron a terminar de salir, me acompañaron y ayudaron a recostarme en mi cama que estaba al lado de la pile...
Moro volvió a mi pecho, sobre mi cuerpo, los dos desnudos y amándonos...allí quedamos los dos por más de un día...luego de unas 12 horas, le puse su primer pañal y su primer ropita...

Hay mucho más para contar...todo hermoso  e intenso también...ya les compartiré....

Evoqué una y otra vez a todas las mujeres de la tierra, a las que ya no están, a las que vendrán, a las que me rodean hoy de distinas formas y maneras y eso me llenó de amor, de luz, de poder...

Más adelante también les compartiré el relato del parto de Camilo quien tambien nació en libertad y respeto...

Gracias a todos y todas...sigo confirmando el camino...podemos parir con placer y poder, podemos nacer con amor y respeto...podemos recibir a nuestrxs hijxs en libertad...
Vangi
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...