miércoles, 17 de septiembre de 2014

Tu bebé te queda bien

Artículos, noticias y anuncios >

publicado a la(s) 2/1/2012 6:21 por Veronica Garea   [ actualizado el 14/1/2012 18:06 ]
A tu bebé le gusta estar en brazos y vos sabés que es lo mejor para él. Pero necesitás tus manos para poder hacer otras cosas. ¿La solución? Un cargador de bebés. Y no sólo la mamá puede cargar al bebé: papá, abuelos, cuidadores, todos pueden usar los cargadores. Son útiles hasta en lugares de cuidado como guarderías para aquellos bebés que no aceptan quedarse en hamaca o sillita. Permiten que esos bebés estén en contacto con un adulto y ese adulto pueda atender a otros bebés al mismo tiempo.

Elegir un cargador de bebés no es complicado, pero hay algunas cosas a tener en cuenta:

1.    la espalda del bebé no está diseñada para estar derecha y rígida todo el tiempo
2.  el bebé tiene que adoptar una posición natural, con la columna levemente curvada y con las piernas flexionadas.
3.    la distribución del peso sobre el cuerpo del adulto debe ser lo más uniforme posible

Con esto en mente, podemos descartar rápidamente las mochilitas de marcas conocidas, como las de una marca todoterreno que hace desde mamaderas hasta asientos para el auto, pasando por juguetes y por qué no, cargadores. Cualquier mochilita comercial de carga frontal que tiene la espalda dura y coloca las piernas y caderas en una posición antinatural no es recomendable.

Algunos tipos de cargadores

Las culturas tradicionales nos dan una pista de las características que debe tener un cargador: ser de tela suave, sujetar bien al bebé y ser cómodo de usar. Se puede fabricar un cargador con un chal o rebozo, pero se recomienda asesorarse bien antes de hacerlo. Para las mamás menos audaces, existen alternativas comerciales, casi todas de marcas no muy conocidas, y aun algunos microemprendimientos artesanales donde se pueden conseguir cargadores adecuados. Algunos tipos de portabebés pueden fabricarse en casa.

IMPORTANTE: tener en cuenta el límite máximo de peso y aprender a usar el cargador antes de poner al bebé. Practicar viene bien. Seguir las instrucciones del proveedor. Informarse acerca de los tipos de cargadores que han sido considerados poco seguros (algunos que parecen bandoleras pero que no lo son, por ejemplo). ¡Y a disfrutar!

La quepina, rebozo, bandolera es uno de los más conocidos y de los que hace más tiempo que se están usando en este revival de los cargadores. Las versiones más comerciales parecen una suerte de hamaca de tela (de las que en argentina llamamos hamacas paraguayas) con una tira ajustable a través de argollas. Estos cargadores pueden usarse en distintas posiciones y permiten amamantar con mucha comodidad. La posición recomendada para bebés recién nacidos puede ayudar en casos de cólico. Desventajas: es un poco complicado de usar con bebés muy chiquitos y a algunas mamás y papás les da impresión que el bebé quede como perdido dentro del cargador; a algunos papás les cuesta ponerlo y sacarlo y distribuir el peso de manera cómoda.


  

El mei tai o asiático es un cargador que se ha puesto de moda en los últimos tiempos entre las mamás que cargan a sus bebés. Parece una mochila, pero está construido íntegramente de tela, sin partes duras. Puede usarse adelante y atrás, con bebé más y menos chicos. Desventajas: no todos son aptos para bebés recién nacidos, es importante verificar que sostiene cabeza y espalda y asesorarse bien.

Imagenes: Red Canguro






El africano o fular/foulard es de construcción sencilla: una larga tela (a veces levemente elastizada) que se coloca de distintas maneras dependiendo de la edad, el peso y la madurez del bebé. Es muy versátil pero es el que requiere más práctica para aprender a usarlo. Una vendedora de cargadores me dijo que es para mamás que saben lo que buscan cuando piden un africano, pero no es como para desestimarlo: todo se aprende en la vida. Desventajas: requiere de cierto aprendizaje; puede resultar intimidante al principio; para el guardado (en un bolso, por ejemplo) es más voluminoso que otros cargadores por la cantidad de tela.


Estos son los tipos de cargadores más conocidos. No son los únicos, hay otros y es cuestión de buscar un poco y elegir el mejor para cada mamá y cada bebé. Llevamos muchos años con profusión de tecnología al servicio de la separación entre mamás y bebés. Sabemos hoy que la separación no es buena para el desarrollo del bebé, por el contrario, estar cerca de su mamá o del adulto que lo cuide es importante para el crecimiento y la estabilidad emocional. Y se disfruta un montón. Animate, ponete a tu bebé. Te queda muy bien.

MAS INFORMACIÓN: Red Canguro, grupo de madres y padres que usan portabebés y ofrecen información y apoyo.

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
©GALM Bariloche. Permitida la reproducción sin modificaciones y citando la fuente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...