viernes, 29 de agosto de 2014

“Ajenos cercanos… Sentimos y vivimos en el mundo Neo”

Les comparto una reflexión de la Licenciada Andrea Menendez:

Mucho se habla acerca de qué es lo que sienten los padres de aquellos niños que nacen en forma anticipada que debido a su condición de prematurez deben permanecer internados en el sector de Neonatología, situación que exige una reestructuración de todo lo fantaseado acerca de la llegada de ese bebé porque desde el comienzo del embarazo empiezan a gestarse anhelos y fantasías sobre: ¿Cómo será? ¿A quien ha de parecerse? ¿Cómo será su llegada a este mundo? Pero muy pocas veces se piensa o se anticipa una estadía por la Neonatología, encontrarse con personas ajenas que determinan cuando y cuánto tiempo pueden ver a su hijo, cuando tocarlo o cuando mejor no hacerlo. Y es ahí donde quisiera detenerme para contarles que sentimos estas personas ajenas al mundo soñado de esos padres, pero presentes en la vida real de estos niños tan frágiles y tan pequeños.

Los profesionales del mundo Neo somos muchos, cada uno con una función particular aunque con un objetivo en común que es lograr, el mejor bienestar posible para el bebé y por ende, también de sus padres. Llámense, médicos, enfermeras, psicólogos, kinesiólogos, fonoudiólogas y puericultoras. Entre todos ellos, existe un profesional que por la especialidad de su labor se encuentra más cercano a estos niños y a sus padres. Las enfermeras o “Nurse”, además de cumplir indicaciones médicas, procurar confort y cuidado, tenemos la difícil situación de “sostener”, porque no solo sostenemos en nuestros brazos a estos niños cuando lloran, sino también sostenemos a esos padres para que luego puedan sostener a sus niños. 

Les enseñamos y le ayudamos a entender ese mundo tan extraño para ellos, mitigamos su angustia explicándoles tantas veces lo inexplicable, le damos confianza y escuchamos sus reclamos mayormente generados por la bronca e impotencia ante la situación que les toca vivir. Ponemos límites y reglas que muchas veces no son bien recibidos, pero son los que ayudan a que el vínculo entre los pequeños y sus padres se vea por ende, facilitado. Ya que muchas veces observamos que el estar siempre y en cada momento sin regulación y sin limites tampoco es lo mejor, todo lleva un tiempo y un ritmo que a veces en medio de la desesperación y la angustia ellos, sus padres, no pueden vislumbrar.
 
Hay momentos en el que intervenimos diciéndoles ¿porqué no van a tomar un café? o ¿porqué no vas a descansar? ¡No corras, tu bebé necesita que llegues tranquila te esperamos, él va a estar bien! Estas son formas también de procurar un mejor encuentro entre ellos y eso es lo que queremos fundamentalmente cuando damos un consejo. Las enfermeras en general pasamos mucho tiempo con estos bebés , conocemos sus ritmos, qué los incomoda y que les gusta, si quieren descansar o interactuar.

Esto genera situaciones que muchas veces incomodan a las mamás ya que en ocasiones piensan que nosotras sabemos más de sus hijos que ellas, aunque así no lo sea. Sabiendo esto, procuramos darle su espacio, su tiempo de interacción sin interferencias y cuando la situación clínica del bebé lo permite las hacemos participes de sus cuidados, su rol se vuelve más activo y eso de a poco les permite también ir ganando aquella confianza que tanto necesitan. En general esta propuesta es bienvenida pero también habrá quien necesite un poco mas de tiempo para aceptarla y esto también es valido y saludable si puede expresarse y somos capaces de comprenderlo. 

Es fundamental para quienes trabajamos en neonatología no solo contar con los conocimientos y la tecnología apropiada a la que no le restamos importancia pero no deja de serlo aun mas, la aptitud profesional, el tener la capacidad de trasmitir todo lo que estos niños nos han enseñado y mostrado en su paso por la neonatología, para que al llegar a casa sus padres sientan que de algún modo el mundo Neo fue para ellos una experiencia de conocimiento, un desafió que les toco vivir pero que los hallara mas fortalecidos como familia, ahora si, sin la intervención de ningún ajeno a ella.

Andrea V. Menéndez (Enfermera UCIN de Maternidad y Clínica Suizo Argentina  y Lic. en Psicología) 
Psicología en la UCIN pagina en Facebook
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...