viernes, 8 de agosto de 2014

¿Hasta cuando amamantar a tu hijo?


Tu mamá, tu suegra, el vecino, el taxista, la pediatra, el paseador de perros, la maestra del jardín, tu tía, todos saben cuándo tenés que destetar a tu bebé. Casi siempre ese momento ya pasó. Todo el mundo parece preocupado pensando si tu hijo va a llegar a la universidad tomando el pecho…

La edad del destete es una construcción cultural. Ya no quedan sociedades sin influencia de necesidades externas en las que se permita que los niños se desteten solos, como para que podamos decir “la edad natural de destete es X años”. La antropología ha tenido durante años un sesgo masculino y el estudio de la paleonutrición no se enfocó en la alimentación de bebés y niños. Hay sin embargo algunas evidencias que parecen indicar que la edad de destete en pueblos pre-históricos se encontraba entre los 2 y los 6 años. Los registros de la historia antigua ofrecen una ventana a las costumbres relacionadas con la crianza. En un papiro egipcio se lee “Cuando llegó el tiempo de que nacieras ella te siguió cargando sobre su cuello y por tres años te amamantó”. Asimismo, la edad de destete de los niños en los tiempos del Templo de Jerusalén era 3 años, edad que marcaba el ingreso de los niños al Templo.1


Distintos parámetros se han usado para estimar la edad de destete: comparación con otros primates, edad de aparición del primer molar, relación entre el peso al destete y el peso de un adulto, etc. Todos coinciden en que la edad proyectada de destete es años, no meses. Entre 2.5 y 6 años es el rango que aparece como resultado de estas estimaciones.

La Organización Mundial de la Salud recomienda lactancia exclusiva por seis meses y luego continuar con la lactancia, combinando con otros alimentos, por lo menos dos años.

¿Por qué entonces tanta gente se horroriza cuando ven a un niño que camina y habla y todavía toma la teta?

Marilyn Yalom en su libro “La historia del pecho”2 nos invita a recorrer el camino de la transformación del pecho en occidente, desde los pechos nutrientes de las diosas paleoliticas a los pechos eróticos que se asoman en arte del siglo XV. El pecho se construyó como un objeto erótico, su función no es ya la de nutrir al bebé. Y ésta es la imagen del pecho que predomina en nuestra sociedad.

El pecho es de la mujer, ella debería poder decidir qué hacer con él. Ella y su hijo deberían poder decidir hasta cuándo amamantar. Más que una construcción cultural, la edad de destete debería ser una decisión personal.

1. “Breastfeeding: Biocultural perspectivas”, Patricia Stewart-Macadam, Katherine A. Dettwyler, Editors; Aldyne De Gruyter, NY, 1995.

2. “La Historia del Pecho”, Marilyn Yalom, Colección Los 5 sentidos, Ed. Tusquets, 1997.

Este documento tiene fines informativos y no reemplaza la atención médica.
Preparado por: V. Garea IBCLC
©GALM Bariloche. Permitida la reproducción sin modificaciones y citando la fuente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...