jueves, 7 de noviembre de 2013

Por falta de enfermeras, es alta la mortalidad de los prematuros

Neonatología / En los hospitales argentinos
Se necesitarían entre 5000 y 7000 profesionales para evitar más de 2000 fallecimientos

Las enfermeras especializadas en la atención
de prematuros son claves en la reducción de la mortalidad
 Fabiola Czubaj
LA NACION
En la Argentina, cada año se les podría salvar la vida a 2116 bebes prematuros si las unidades neonatales de cuidados intensivos de los hospitales del país contaran con entre 5000 y 7000 enfermeras especializadas en la atención de esos pequeños que llegan al mundo con menos de 1500 gramos de peso.

"En estos momentos, en que los recursos humanos son críticos, no tendríamos que estar pensando tanto en los avances tecnológicos, sino concentrarnos más en contar con el recurso humano bien entrenado. La principal diferencia con los buenos servicios de neonatología, ya sean privados o públicos, es la cantidad y la calidad de los recursos humanos", sostuvo el doctor Néstor Vain, secretario de la Fundación para la Salud Materna Infantil (Fundasamin) y profesor de pediatría de la UBA.

Ayer, durante una conferencia de prensa sobre el impacto de las infecciones respiratorias en los menores de un año, el especialista presentó también los resultados de un análisis de la atención de los bebes que nacen antes de la 37a. semana de gestación (un embarazo a término dura alrededor de 40 semanas).

De los 700.000 nacimientos que ocurren cada año en nuestro país, un 8 al 10% es de bebes prematuros (con menos de 2500 gramos). Y aunque apenas el 1% nace antes de la 30a. semana de gestación y con menos de 1500 gramos de peso, esa cantidad es suficiente como para representar lamentablemente el 33% de la mortalidad infantil anual.

"Aquí muere el 40% de los recién nacidos con menos de 1500 gramos, cuando en los países desarrollados y en los buenos servicios de neonatología públicos y privados esa cantidad no supera el 15% -indicó Vain-. Es decir que en el país la mortalidad de esos prematuros es muy alta. Si todos los recién nacidos tuvieran acceso a un cuidado similar, sólo entre esos prematuros pequeños morirían 2116 bebes menos por año. Es decir, pasaríamos de 3400 a unos 1260 fallecimientos."

Si bien medidas como la reducción del embarazo adolescente, los controles prenatales y la proximidad al centro de atención son factores que mejoran el pronóstico de un nacimiento prematuro, el pediatra y neonatólogo apuntó a la calidad de la atención dentro de la unidad de cuidados neonatales. Para Vain, aumentar la cantidad de las enfermeras especializadas permitiría reducir un 25% la mortalidad de los prematuros.
"Además de que todo en el hospital funcione adecuadamente, es necesario disponer de personal de enfermería suficiente para que haya una o dos enfermeras por cada prematuro grave en incubadora asistido con respirador; una enfermera por cada dos bebes sin asistencia respiratoria, y uno cada seis prematuros en la etapa en la que busca que ganen peso", precisó el pediatra y neonatólogo.

Trabajar en red
Otro estudio presentado ayer sobre la atención de la salud materno-infantil en el Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) -incluye la ciudad de Buenos Aires y 24 partidos del conurbano bonaerense- demuestra la importancia de perfeccionar el trabajo en red entre los hospitales porteños y bonaerenses.

"Más del 40% de los egresos de los hospitales porteños son de mujeres y bebes que viven en el conurbano", indicó la doctora Mariela Rossen, coordinadora del Centro de Estudios Sanitarios y Ambientales para Areas Metropolitanas (Cesaam) de la Universidad Isalud.
Y el 70% de la demanda del conurbano es de atención materno-infantil, según el relevamiento realizado junto con la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires. En 9 de cada 10 casos la consulta es espontánea.

La mitad de aquellos egresos ocurre en la Maternidad Sardá y los hospitales Penna, Santojani, Elizalde, Gutiérrez y Argerich. "El crecimiento urbano se dio de manera desorganizada y a expensas, en general, de la población pobre que fue llegando -dijo-. Eso se resolvería con el trabajo en red: que todos los servicios tengan la misma calidad de atención y que sepan a donde derivar a los pacientes y accedieran a un mecanismo de traslado organizado. La mayoría de los profesionales opina que con los recursos que hay se puede empezar, y el 83% de las mujeres aceptaría concurrir a un centro más cercano si mejorara la calidad de la atención y la accesibilidad."

Una opinión personal acerca de este artículo no solo hacen falta más enfermeras especializadas en Neonatología sino que hacen falta enfermeras para todos las áreas, este es un fenómeno mundial, de gran preocupación para la OMS, ONU y CIE, organismo internacional que reúne a las diferentes asociaciones de Enfermería de todos los países del mundo.
La vida se ha prolongado mucho, la gente vive hasta más de los 80 años y bebes de muy bajo peso y diferentes enfermedades que antes morían, hoy viven, todos ellos necesitan cuidados especiales. También sería importante preparar personal de Enfermería que se dedique a la atención primaria de la Salud, dentro de la cual se encuentra la promoción de la salud y prevención de enfermedades para todos los grupos etarios.
Espero dejen su comentario sobre este artículo, muchas gracias.

Luisa Bengolea
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...