miércoles, 6 de noviembre de 2013

La lactancia materna está de moda

 Miércoles, 6 de noviembre de 2013

Hoy en día la lactancia materna “está de moda”. Durante décadas ocurrió lo contrario, mi generación sobre todo somos de la cultura del biberón. En la década de los 70 la lactancia materna estuvo en “peligro de extinción”. Una vez que los laboratorios encontraron una fórmula aceptable para poder alimentar a los bebés de una forma alternativa al pecho, la industria fue “a saco”, vendiendo el producto de forma que llegaron a hacer creer a madres y profesionales que era mucho mejor alimentar con sucedáneos de leche materna que con la leche que producen las madres en sus pechos.

 
Esto se confirmaba una y otra vez con cada lactancia fracasada, que por aquel entonces eran muchas.

Pero… ¿Cómo era posible? ¿Tanto se podía equivocar la naturaleza? O lo más llamativo. ¿Cómo había llegado hasta aquí la humanidad si era tan difícil que una lactancia funcionara? No tiene mucho sentido. Algo falla.
¿Qué ocurre? Se puede resumir en que: PODEROSO CABALLERO ES DON DINERO.
Desde que aparecieron estos sucedáneos, se han intentado extrapolar las pautas que se indican para su administración (alimentar cada 3 horas, 10 minutos en cada pecho etc.) a la alimentación con leche materna, esto es lo que hace que fracasen las lactancias, porque estas pautas van en contra de su naturaleza, de su funcionamiento.

La lactancia materna es a demanda e irrestricta, es decir, el bebé sabe mejor que nadie cuándo necesita comer y cuánto necesita comer. Además esto es importante para el bebé y su correcto desarrollo y para la producción de leche. Hoy en día ya se sabe que la producción va en función de oferta y demanda, lo que se extrae se produce.

Pero aun así, el desconocimiento en lactancia materna es muy grande, son muchos los profesionales que se declaran “pro lactancia”, pero cuando escarbas un poco o surge algún problema, te das cuenta de que es más de lo mismo.

Como la lactancia materna “está de moda”, todos la defienden en principio, la aconsejan, pero no la conocen realmente, no hay una buena formación de base. Así, hoy en día se comienzan muchas lactancias, las madres cada vez tienen más claro que quieren dar el pecho, pero con el tiempo, si empiezan a surgir dificultades, no cuentan con los recursos necesarios. No tiene la información, el apoyo, ni el acompañamiento que les ayude a continuar con lo que ellas desean para sí mismas y para sus hijos, de forma que muchas abandonan por el camino muy a su pesar.

La lactancia materna NO es una moda, es la forma de alimentación que la naturaleza tiene planeada para nuestra especie, por lo tanto es la que asegura nuestro óptimo desarrollo, no sólo físico, también psicológico y emocional, la lactancia materna no es sólo alimento.

La lactancia materna es una cuestión de salud prioritaria, no sólo de salud infantil, puesto que también repercute en la madre y en el futuro adulto, ya que sus efectos son también a largo plazo.
La lactancia materna es la forma “normal” de alimentación de nuestras crías, todo lo demás “son modas”.
Ruth Giménez.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...