viernes, 22 de marzo de 2013

En el embarazo, la vacuna no tiene efectos adversos


Salud
Viernes 22 de marzo de 2013 | Publicado en edición impresa
Un estudio local revela que la inmunización contra la gripe reduce riesgos perinatales

El temor a que la vacuna antigripal tenga algún efecto dañino en el embarazo impidió aquí y en el mundo que muchas mujeres y sus médicos cumplieran con la recomendación de salud pública de vacunarse contra la gripe desde la epidemia de gripe A (H1N1). Desde entonces, varios grupos de investigación en el mundo indagaron sobre el tema.

Ahora, un equipo argentino aporta su granito de arena con el primer estudio sobre los efectos de la inmunización en más de 30.000 embarazadas y sus recién nacidos atendidos en 49 hospitales del país. Los resultados demuestran no sólo que la vacuna antigripal no tiene efectos adversos para las mujeres, sino también que su aplicación en esta época del año (con tiempo para desarrollar los anticuerpos necesarios) reduce el riesgo de tener un bebe prematuro, con bajo peso al nacer, y la muerte fetal o neonatal.
El estudio se realizó entre septiembre de 2010 y mayo de 2011, por lo que la vacuna estudiada es la que protegía contra la influenza A H1N1 con "ayuda" de una sustancia (adyuvante MF59) para aumentar la respuesta inmunológica. La vacuna que se usará este año contiene también la cepa que más circuló en el otoño-invierno del hemisferio norte, la A H3N2, más una del virus del grupo B. En el estudio publicado en el British Medical Journal participaron investigadores del Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS), el Grupo de Investigación del Estudio Embarazo y Vacuna Antigripal (EVA), la Escuela de Salud Pública de la UBA, la División de Medicina Familiar y Comunitaria del Hospital Italiano y el Centro de Investigación en Salud Poblacional (Cisap) del hospital Durand.

"Es un estudio muy grande y que, más allá de haber evaluado esa vacuna con ese adyuvante en particular, muestra los beneficios de la vacunación antigripal en el embarazo", dijo el doctor Fernando Rubinstein, autor del estudio y director de Asuntos Académicos del IECS. "Esto -continuó- debería ayudar a que los médicos indiquen más la inmunización y, también, a que las mujeres la acepten más. En el mundo fue muy bajo el porcentaje de mujeres a las que se les aconsejó vacunarse, a pesar de que son uno de los grupos de riesgo conocidos."

Los autores organizaron a las 30.448 mujeres con sus 30.769 recién nacidos durante los nueve meses posteriores a la finalización de la temporada de gripe de 2010 en tres grupos: las que se habían vacunado (con registro oficial), las que no lo habían hecho y las que dijeron que se habían vacunado, pero no había registro que lo pudiera confirmar.

La protección proporcionó beneficios extras. "Las mujeres vacunadas tuvieron un riesgo un 20% menor de tener niños con bajo peso al nacer (menor a 2500 g), parto pretérmino (antes de la 37a. semana) o muerte fetal o neonatal hasta los siete días del parto", precisó el doctor Ariel Karolinski, coautor del estudio. "Además, no hubo diferencias en la proporción de neonatos internados en terapia intensiva neonatal, en la ocurrencia de malformaciones ni en los resultados maternos evaluados" hasta los siete días posparto.

Casi el 40% de las 7293 mujeres inmunizadas se había aplicado la vacuna en el primer trimestre del embarazo, el 48,6% lo había hecho en el segundo trimestre y el resto (10,1%), en los tres últimos meses de gestación. El grupo vacunado tenía mayor nivel educativo y se había realizado más controles prenatales, "aunque eran más pobres que las no vacunadas", dijo Karolinski.

Ambos especialistas coincidieron en que los resultados se aplican a la vacunación antigripal en general. "Cualquier preparación de la vacuna tiene efectos protectores -resaltó Rubinstein-. El problema con las vacunas como la estudiada (Focetria, de Novartis) es que nadie sabía cuán seguros eran los adyuvantes en las embarazadas."

"La campaña de vacunación que se acaba de lanzar en el país [...] no incluye vacunas con adyuvantes", explicó Karolinski, coordinador general del Cisap. Por lo tanto, "no existen razones para no extrapolar los resultados del estudio EVA".

Aquí, donde apenas el 1% de los partos no ocurren en centros de salud y 9 de cada 10 embarazadas se realizaron por lo menos un control prenatal, "están dadas las condiciones para que la inmensa mayoría acceda" a la vacunación, dijeron los especialistas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...