miércoles, 13 de marzo de 2013

La neumonía se puede prevenir


 Información para la comunidad
 Las vacunas pueden ayudar

La neumonía es una infección pulmonar, causada generalmente por una bacteria o virus. A nivel mundial, la neumonía causa más muertes que cualquier otra enfermedad infecciosa. Sin embargo, en algunos casos se puede prevenir con vacunas y puede ser tratada con antibióticos o medicamentos antivirales.

Cada 20 segundos, en algún lugar del mundo, un niño muere a causa de la neumonía. Muchas de estas muertes se pueden prevenir a través de la vacunación y el tratamiento adecuado.

¿Qué es la neumonía?

La neumonía es una infección pulmonar que puede causar una enfermedad leve o grave en personas de todas las edades. Los síntomas de la neumonía incluyen: tos, fiebre, fatiga, náuseas, vómitos, respiración rápida o falta de aire, escalofríos o dolor en el pecho. Ciertas personas tienen mayor probabilidad de contraer neumonía. Esto incluye, adultos de 65 años o mayores y niños menores de 5 años, especialmente los menores de 1 año de edad.

Los niños o cualquier persona en que padece una afección subyacente (tal como la diabetes o el VIH/SIDA, o asma) corren mayor riesgo de contraer neumonía.

Causas de la neumonía

Cuando una bacteria, virus que se alojan en su nariz, boca, senos nasales o en el medio ambiente se diseminan a los pulmones, se puede contraer neumonía u otras infecciones.

El contagio puede ser con la bacteria o el virus de personas infectadas; ya sea que estén enfermas o no.

Asegurese que su hijo tenga completo el carnet de vacunas que le recomienda su pediatra y a su vez aliente a amigos y seres queridos con ciertas afecciones, tal como la diabetes o asma, a vacunarse contra la gripe y neumonía bacteriana.

Tipos de neumonía

Puede que haya escuchado acerca de la neumonía contraída en la comunidad (NAC). Cuando una persona que no ha estado recientemente en un hospital u otro centro de atención médica desarrolla neumonía, se denomina neumonía contraída en la comunidad.

Se habla de neumonía asociada a los cuidados de salud cuando alguien se contagia durante o después de una estadía en una instalación de cuidados de salud (tal como un hospital, un establecimiento de cuidados a largo plazo o un centro de diálisis). A estas infecciones se las denomina neumonías asociadas a los cuidados de salud, entre las que se incluyen: neumonía asociada en los servicios de salud, neumonía contraída en los hospitales o neumonía asociada a respiradores.

En nuestro país y en muchas otras areas del mundo, la causa bacteriana más común de la neumonía es el Streptococcus pneumoniae (neumococo) y las causas virales más comunes son la gripe (influenza), la parainfluenza y el virus respiratorio sincicial.

En los niños menores de 1 año, el virus respiratorio sincicial (VSR) es la causa más común de bronquiolitis y neumonía viral.

Otras causas comunes de bacterianas o virales de neumonía, incluyen el Staphylococcus aureus y el adenovirus. El Pneumocystis jirovecii, un hongo es causa común de neumonía en pacientes con sida.

¿Hay que hacer estudios para llegar al diagnóstico?

La radiografía de tórax puede ser necesaria porque indica la ubicación y la severidad de la infección. Es necesaria para confirmar el diagnóstico.

Los análisis microbiológicos del esputo (mocos o secreciones) no son necesarios en pacientes que reciben tratamiento en el domicilio.

Los análisis de sangre tienen un valor limitado para diagnosticar neumonía.
  
¿Qué tratamiento se debe recibir?

Medidas generales
- Abundantes líquidos por boca
- Mantener lactancia materna
- Fraccionar la alimentación si está agitado
- Mantener las fosas nasales permeables limpiando las secreciones con gasas estériles.
- Control de la fiebre con los métodos convencionales (paracetamol, ibuprofeno) baños tibios, paños fríos
- Dormir en posición semisentada
- Los jarabes para la tos no son efectivos ni recomendados en el tratamiento de las neumonías

Tratamiento específico
- Antibióticos cuando el pediatra lo indique
- Respetar horarios, dosis de tomas y la cantidad de días indicados
- Nunca darlos en forma preventiva a otros miembros de la familia

¿Cuándo se internan las neumonias?

Si la enfermedad empeora o hay intolerancia a los antibióticos

Si son niños pequeños (menores a tres meses) o con factores de riesgo

Si no puede alimentarse o dormir

Si es necesario suministrar oxígeno

Si hace pausas para respirar (apneas)

¿Hay niños con más riesgo?

Niños nacidos prematuros o de bajo peso

Niños que no reciben lactancia materna

Niños que viven en ambientes contaminados (especialmente humo de cigarrillo) o en condiciones de hacinamiento

Reduzca los riesgos
La neumonía se puede prevenir con vacunas. 
Adoptar buenas prácticas de higiene también puede prevenir las infecciones respiratorias. Esto incluye: Lavar Manos con frecuencia,  limpiar las superficies duras que se tocan con frecuencia (por ejemplo, picaportes) y toser o estornudar cubriéndose la boca con un pañuelo de papel, el codo o una manga. 
Además, puede reducir el riesgo de contraer neumonía limitando la exposición al humo de cigarrillo y al tratar y prevenir enfermedades como la diabetes y el VIH/SIDA.

Hay varias vacunas que pueden prevenir la infección por bacterias o virus que pueden causar la neumonía. Estas vacunas incluyen:

Neumocócicas  (incluida en el calendario nacional de vacunación)

Haemophilus influenzae tipo b (Hib) (incluida en el calendario nacional de vacunación)

Pertusis (tos ferina o tos convulsa) (incluida en el calendario nacional de vacunación)

Vacuna contra la influenza (gripe) (incluida en el calendario nacional de vacunación para niños de 6 meses a 2 años)

Sarampión (incluida en el calendario nacional de vacunación)


Impacto a nivel nacional y mundial

A nivel mundial, la neumonía mata anualmente más de uno y medio millón de niños menores de 5 años cada año. Una cifra mayor al número de muertes causadas por otras enfermedades infecciosas, tales como el sida, el paludismo o la malaria o la tuberculosis. En nuestro país representa una de las causas más frecuentes de hospitalización y muerte tanto en niños como en adultos.

El acceso a vacunas y tratamientos (como antibióticos y antivirales) puede ayudar a prevenir muchas muertes relacionadas con la neumonía. Los expertos en neumonía están también trabajando para prevenir la neumonía en los países en desarrollo al reducir la contaminación del aire interior y al fomentar el uso de buenas prácticas de higiene.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...