miércoles, 9 de enero de 2013

La crisis económica y el paro favorecen a la lactancia materna



Las matronas están utilizando este factor para convencer a las mujeres de los beneficios de este alimento

EFE / MADRID
Día 14/08/2012 - 15.58h

Sesión pública de lactancia en Córdoba/ VALERIO MERINO









Los problemas económicos y el paro femenino derivados de la crisis se han convertido en aliados de la lactancia materna y cada vez son más las mujeres que optan por amamantar a sus hijos, ya sea por el alto precio de la leche artificial o porque al estar desempleadas disponen de más tiempo.
Las matronas, como Consuelo Martínez Romero, subdirectora de Enfermería del Hospital Materno Infantil Virgen de la Arrixaca(Murcia), creen que la crisis está motivando a algunas mujeres a seguir amamantando a sus hijos.
«Ha sido como un pequeño empujoncito para que sigan dando el pecho, porque algunas dicen 'es que no me queda otra'», ha señalado a Efe Martínez, que, además, es vicepresidenta de la Federación de Asociaciones de Matronas de España (FAME).
«Ahora algunas mujeres no tienen ni para el bote de leche»
Las matronas están utilizando este factor para convencer a las mujeres de los beneficios de este alimento. «Es el más económico. No está contaminado. Es el marketing que siempre hemos metido por los ojos y los oídos a las madres, pero ahora para muchísimas es una necesidad», apunta Martínez.
«Ahora algunas mujeres no tienen ni para el bote de leche. Otras, que están en paro, aprovechan para darle el pecho más de cuatro meses a su hijo, lo que no hicieron con los anteriores. Y además se sacan leche para que, si les sale algún trabajo, el bebé pueda seguir tomándola mientras se ahorran dinero, porque se puede congelar hasta seis meses».
Consuelo conoce algunos de estos casos, pero también otros -pocos, eso sí- de mujeres que se han visto obligadas a volver al pañal de tela. «Conozco dos o tres casos que han vuelto al de tela porque se lava y los otros son carísimos», añade.
No obstante, Consuelo insiste en que el hecho de que en España se haya duplicado el número de madres que amamanta a sus hijos durante seis meses, ya que este es el periodo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), no es consecuencia directa de la crisis.
Esta situación económica está sirviendo para «apoyar la decisión» de alimentar a los bebés de forma natural, según esta matrona, que insiste en que este alimento «les proporciona la cantidad adecuada de nutrientes, les inmuniza de ciertas enfermedades y hace que se desarrollen psíquicamente mejor».
La apuesta por la lactancia, que ha ido en aumento en los últimos años, se debe fundamentalmente al trabajo realizado por distintos colectivos, organizaciones e instituciones.
La «Liga de la leche»
Uno de esas organizaciones es «La liga de la leche», miembro del Consejo de organizaciones no gubernamentales de UNICEF, que promueve la lactancia a través de sus monitoras, madres que han amamantado a sus hijos y que ayudan a solventar sus dudas a otras madres.
En España hay más de 60 monitoras de esta organización, que se fundó en 1956 en Estados Unidos y que llegó a nuestro país en el 87. Victoria Navas, la coordinadora de los grupos de apoyo, ha recalcado a Efe la importancia de la información para aumentar la confianza de las mujeres en su habilidad para dar el pecho.
«No es una moda. Es una cuestión de salud pública y de prevención de enfermedades. Permite dar al niño una nutrición ideal y disminuye la mortalidad infantil», ha subrayado Navas, quien ha recordado también las ventajas que supone para la madre: un menor riesgo de sufrir depresión posparto, hipertensión o cáncer de mama y ovarios.
Se ahorra en biberones y leche
Por no decir las ventajas económicas, en las que ha insistido Mónica Tornarijo, presidenta de los grupos de apoyo de la liga de la leche en Cataluña. «Fíjate si das solo el pecho seis meses. Cuenta lo que te vas a ahorrar en biberones. Seis o siete al día. Es bastante dinero y un factor para que se lo piense», comenta a Efe.
Mónica considera que con la crisis se ha producido un retroceso de derechos de la mujer como madre que se habían ganado en los últimos años. «Las mujeres tienen miedo a perder el trabajo», señala esta letrada, quien cree imprescindible desbloquear la idea de que «el trabajo es incompatible con la lactancia».
«Si tu quieres, te organizas», agrega esta integrante de la liga de la leche, una de las organizaciones cuya eficacia subrayan especialistas como el pediatra y neonatólogo José Arena Ansotegui, quien preside en España un proyecto de la OMS y de UNICEF «Hospital Amigos de los Niños»— para la recuperación de la lactancia.
El último de los diez pasos que debe seguir un hospital para ser amigo de los niños, según Ansotegui, es precisamente el de fomentar el establecimiento de grupos de apoyo a la lactancia y procurar que las madres se pongan en contacto con ellos a su salida del centro sanitario.
85% de las madres da el pecho al dar a luz
Alrededor del 85% de las madres españolas salen del hospital con su bebé dándoles exclusivamente el pecho, porcentaje que disminuye según van pasando los meses, aunque en los últimos años en menor medida.
Por ejemplo, en 2008, en el Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca, que es el que realiza más partos junto con el de La Paz y el del Rocío en España, salían entre el 30 y el 40% de las madres con lactancia exclusiva y hasta un 50% si se añadían las que les daban también agua.
Al mes solo la mitad de esas mujeres seguía amamantando, a los tres meses, se quedaban en la tercera parte y a los seis «era algo muy raro», según la vicepresidenta de FAME. En 2012, en ese hospital, el 80% de las madres salen con lactancia exclusiva; al mes el 65% de ellas lo mantiene y a los seis meses casi el 60, una prueba de que las mujeres están apostando por la crianza natural.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...