jueves, 21 de febrero de 2013

La Fe


La Fe 


Por lo desconocida y por lo bella,
por lo profunda y por lo desolada,
esta noche , Señor , es como aquella 
que te sirvió de cuna y de posada.

Esta dulce mirada de doncella
con que mira la noche abandonada 
es la mirada de la misma estrella
que presenció en silencio tu llegada.

Este dolor es el dolor del hombre
que a pesar de sufrir tuvo confianza
en el advenimiento de tu Nombre .

Estos ojos , Señor , son como aquellos
ojos que no perdieron la esperanza
de que vinieras a llorar por ellos...

Francisco Luis Bernárdez



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...