jueves, 1 de agosto de 2013

Amamantar preserva el medio ambiente!!!

Por esto y mucho más es muy bueno amamantar a tu hijo, y vos qué pensas? 
Deja tu opinón.
Muchas gracias


Durante la última década, y a partir del mejor conocimiento de las bondades de la lactancia materna, la OMS, y en nuestro país el UNICEF, la SAP, el Ministerio de Salud y Acción Social de la Nación acompañados por diversas ONG asumen conjuntamente recuperar la cultura del amamantamiento. La LM (lactancia materna), junto a los planes de vacunación y a la hidratación oral son las estrategias implementadas a nivel mundial para salvar millones de vidas por año. En estos tiempos, en que el cuidado de lo verde tiene cada vez más vigencia, y más esfuerzos se concentran por terminar con la deforestación, minimizar la destrucción de la capa de ozono, disminuir los contaminantes de los mares, el amamantamiento juega un papel significativo en la preservación del medio ambiente.


Sabía Ud. que:
La mayoría de las madres puede amamantar (98%)
La LM favorece el vínculo madre-hijo, el contacto piel a piel, la mirada, el abrazo, naturalmente?
Que la sustitución de la LM por biberón se fundamenta en fuertes intereses económicos?
La LM no desperdicia recursos naturales ni genera residuos que contaminan el medio ambiente?
La LM es un recurso renovable: cuanto más da, más tiene?
No requiere envase, promoción, transporte, esterilización?
Las madres del mundo producen 20.000.000 de toneladas métricas de leche por año? Reemplazar este recurso natural por leche artificial incrementaría las cabezas de ganado, la erosión y la deforestación del suelo. Cada vaca consume 900 libras (410 kg.) de vegetación por mes.
1 kg. de fórmula infantil representa la deforestación de 12,5 m2 de bosque?

Que se requieren 200 gr. de madera para hervir el litro de agua necesario para la preparación y esterilización de un biberón?
Los elementos necesarios para la administración de fórmulas y sucedáneos de la leche materna (biberón, tetinas) necesitan de elementos no reciclables como plástico, goma y siliconas?
Sugerimos, como una forma de colaborar, la difusión diaria de mensajes, algunos de los cuales pueden ser:
Amamantar es la mejor forma de comenzar la vida.
Póngale el pecho a la vida. Amamante a su hijo.
El pecho materno produce leche a demanda.
Amamantar reduce la posibilidad de contraer enfermedades comunes como infecciones respiratorias y alergias, pero también reduce el riesgo de contraer enfermedades más serias como diabetes juvenil y linfomas infantiles.

Amamantar no malgasta recursos naturales ni genera contaminación.
Amamantar es una experiencia emocionalmente satisfactoria y única. No te la pierdas.
Amamantar reduce el riesgo de contraer cáncer ovárico y de mama.
La lactancia materna es un recurso renovable: cuanto más da, más tiene.
Amamantar no requiere envase, envío ni distribución.
Amamantar es dar vida al planeta.
No deje que su derecho a amamantar sea manipulado por intereses comerciales.


La salud del planeta está directamente relacionada con la salud de sus habitantes; todo lo que daña a la naturaleza daña también a las personas. Las exigencias humanas, cada vez más artificiales y menos naturales, ponen en peligro la naturaleza misma; sin embargo, quien mayor peligro corre es la humanidad. La lactancia materna puede romper este círculo vicioso. La promoción de la salud, el acceso a la educación, la mejora de los indicadores económicos y la información son los instrumentos más útiles en la planificación familiar. La economía y la ecología son dos ciencias que tratan el mismo tema desde ángulos diferentes, una se ocupa del conocimiento de nuestra casa y la otra de la administración de la misma. Sin duda sustituir la leche materna por leche de vaca es costoso!! La comparación entre amamantamiento y mamadera es singular: mientras que el primero incide positivamente sobre el ambiente, la segunda repercute en forma negativa. La leche humana es un recurso natural y renovable, destinado a la alimentación de bebés; las leches infantiles artificiales son sustitutos procesados, no renovables del recurso anterior. La leche materna no se desperdicia porque se produce en cantidades idóneas para las necesidades del niño, debido a esto es que los bebés amamantados excretan menos y por ende requieren menos pañales; no necesita envase adicional, está lista para consumir, no requiere transporte, protege de infecciones, en fin, la leche materna es totalmente inocua para el ambiente; no utilizarla es desperdiciar un recurso valioso. Un aumento en la cantidad de bebés alimentados artificialmente implica más reforestación, más erosión del suelo, más contaminación (dioxinas y otras toxinas), más cambios climáticos y más desperdicios de recursos. La lactancia tiene un efecto ecológico positivo, porque previene otras formas de deterioro ambiental derivadas, por ejemplo, de los incrementos demográficos y de los materiales de desecho. Socavar la lactancia materna significa destruir un recurso natural y, por consiguiente, debería verse desde la misma perspectiva que la tala de árboles o la pesca excesiva en mares y ríos.

Recordemos la clase zoológica a la que pertenecemos: MAMIFEROS, es decir, vertebrados de sangre caliente, vivíparos, con pelo, con glándulas mamarias que le permiten a sus hembras ser verdaderas fábricas químicas que transforman una gran variedad de alimento pasto, hojas, carne, etc.) en lo que se dio en llamar el oro blanco biológico: LECHE. Sabemos, además, acumular recursos cuando estos están disponibles, transformarlos en más digeribles y suministrarlos a nuestras crías en un ritmo periódico según demanda. Hagamos uso de las habilidades biológicas con que fuimos dotados!


“Amamantar: la mejor forma de resguardar la vida”
Algunos datos interesantes
- Si todo niño fuese alimentado con mamadera se necesitarían 86.000 Ton. de estaño para producir 550 millones de latas etiquetadas con 1.230 Ton. de papel. - Para hervir 250 ml. de agua se necesitan 200 gr. de madera, cada niño usa un mínimo de 73 kg. de madera/año. - En México producir un kilo de fórmula cuesta 12,5 m2 de bosque tropical. - En India se necesitarían 135 millones de vacas para sustituir la lactancia. - El 24% de la superficie terrestre se destina a la ganadería, el doble de los destinado a cosechas y sustenta cerca de 3.000 millones de rumiantes de los cuales la mitad son vacunos (1989).

Bibliografía - Leste Brown, Christopher Flavin, Sandra Postel. La salvación del planeta, - Dr. Naomi Baumslag. Money, milk and madness. - Andrew Radford. El impacto ecológico de la lactancia con biberón.
Sociedad Argentina de Pediatría
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...