jueves, 22 de agosto de 2013

Volver al trabajo, otro gran obstáculo frecuente

Jueves 22 de agosto de 2013 | Publicado en edición impresa

Por la falta de lactarios en empresas, es uno de los motivos de abandono que más se mencionan
Otros motivos que aceleran el destete antes de tiempo es el regreso de la mujer a su trabajo y la falta de lactarios en las empresas o las fábricas. "Si tenemos en cuenta estos datos, se entiende por qué, como relevó el Ministerio de Salud, sólo el 60% de las madres sostiene la lactancia materna por dos meses, un 45% lo hace hasta el cuarto mes y apenas el 30% llega hasta los 6 meses", dice Paz Martín, de Fundalam.

Según indica un informe de Unicef Uruguay, los bebes de las mujeres que trabajan 7 horas y de hogares con altos ingresos tienen dos veces más posibilidad que el resto de los chicos de no recibir leche materna de manera exclusiva hasta el sexto mes. En el país vecino, el 65,2 por ciento de las madres amamanta de manera exclusiva hasta el sexto mes.

En la Ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, funcionan más de 40 lactarios en los edificios públicos y empresas. Esto es porque una ley porteña obliga sólo a las dependencias públicas. Para los privados, es voluntario. "Debería haber legislación que acompañe más a la mamá. La licencia por maternidad sigue siendo corta", agrega Martín.

El regreso al trabajo es, para Cecilia Karplus, de la Liga de la Leche Argentina, "otra etapa crítica", en la que las mujeres "necesitan el apoyo de su entorno para poder seguir amamantando". La ONG promueve extender la licencia por maternidad a seis meses.
Hay empresas que les ofrecen a sus empleadas un regreso progresivo. "Aún falta mucho por hacer y son muy pocas las mamás que acceden a lactarios y pueden reintegrarse de a poco", dice Martín.

Para poder combinar trabajo y lactancia, Karplus señala la importancia de una mayor disponibilidad de lactarios, lugares exclusivos en las empresas con las comodidades necesarias para que las empleadas que están amamantando puedan extraerse la lehce y conservarla en condiciones adecuadas hasta el horario de salida. Las comodidades de ese espacio, que debe ser privado y no necesariamente muy grande, son una mesa, un sillón confortable, una heladera y un lavatorio para la higiene de la mujer y los utensilios.

La primera Encuesta Alimentaria y Nutricional de la Ciudad de Buenos Aires (EAN-CABA) reveló el año pasado que casi todos los bebes comienzan la lactancia materna, pero que apenas uno de cada cinco la recibe de manera exclusiva hasta el sexto mes. Las dos excusas más utilizadas son "Me quedé sin leche" y "Tuve que empezar a trabajar".

La primera rara vez es un motivo real. Las ONG que promueven la lactancia comprueban a diario que la aparente falta de leche es producto del desconocimiento de la técnica adecuada. Para la segunda, las ONG insisten en la importancia de aprender a extraerse la leche en casa y la oficina, a transportarla y almacenarla correctamente. Otras opciones son el teletrabajo, la flexibilzación de los horarios y las exigencias de las empleadas que amamantan hasta el año de vida del bebe.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...